Se prohibió la incineración del empresario jerezano tras su muerte en septiembre de 2015

5.000 millones en juego: Esta mujer logra que desentierren y analicen el cadáver de Ruiz Mateos

El juez ordena exhumar los restos del magnate para realizar una prueba de paternidad

5.000 millones en juego: Esta mujer logra que desentierren y analicen el cadáver de Ruiz Mateos
Adela María Montes de Oca y José María Ruiz Mateos. IF

Ante la negativa de los hijos del empresario, fallecido en septiembre de 2015, a realizarse un test de ADN, el juez ha ordenado la exhumación de su cadáver para comprobar si es el padre biológico de Adela María Montes de Oca. Hay 5.000 millones de euros en juego.

Recordemos que el juez impidió la incineración del empresario jerezano tras su muerte en septiembre de 2015. Había una demanda de paternidad pendiente que impedía la cremación por la posible destrucción de pruebas de ADN. 

Juan Ingnacio Gonzalo, titular del juzgado de Primera Instancia Número 2 de Pozuelo de Alarcón, ha dado la orden de exhumar el cuerpo para cotejar su ADN con el de la demandante. 

Fue en 2004 cuando, tras la demanda de paternidad presentada por Montes de Oca, el juez pidió por primera vez al empresario que se hiciera la prueba. Nunca recurrió el auto: simplemente no se presentó nunca a la prueba.

Hoy, la supuesta hija logra que el cadáver de su presunto padre sea desenterrado. Tanto la viuda como los hijos y nietos del fundador de Rumasa han expresado su malestar ante la decisión del juez.

El cuerpo de José María Ruiz Mateos será desenterrado finalmente. Ninguno de los hijos del empresario han querido realizarse las pruebas de ADN para comprobar si Adela María Montes de Oca, la demandante, es o no hija biológica del empresario, por lo que el juicio, previsto para el pasado 31 de enero, fue aplazado. Ahora, el juez ha ordenado la exhumación del cadáver, al que se le practicarán los test:

«Ante la negativa de los herederos a someterse ellos mismos a las pruebas de ADN y los indicios expuestos (indicios serios como las facturas de hotel, los pasaportes con entradas y salidas de la demandante y su madre, los ingresos de dinero, las imágenes donde se observa a la demandante y demandado conversando en un clima distendido) se enciende que en absoluto es desproporcionada la medida solicitada (…) La exhumación del cadáver de José María Ruiz Mateos para la práctica de las pruebas de paternidad es un fin necesario para lograrlo».

Según la joven, ella es fruto de una relación extramatrimonial de José María Ruiz Mateos y Patricia Montes de Oca, a quien conoció en Chicago en noviembre de 1989. Su idilio duró varios meses y tuvieron encuentros en Madrid, el Puerto de Santa María (Cádiz), Valencia o Miami.

Adela asegura que mantuvo contacto telefónico con su padre, al que conoció cuando tenía 17 años y que siempre le ayudó económicamente. Cuando enfermó, ella quiso visitarle, pero su viuda, Teresa Rivero, no lo permitió.

De demostrar que es su hija biológica, Adela tendría derecho a una parte correspondiente de la herencia que Ruiz Mateos dejó a sus hijos y su viuda, unos 5.000 millones de euros.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído