AUTORA DE 'AFRODITA DESENMASCARADA' (DEUSTO)

María Blanco: «Fomentar el discurso del odio y mendigar dinero público no libera a la mujer»

"No valen las soluciones que nos tratan como agregados de piezas homogéneas"

María Blanco, autora de 'Afrodita desenmascarada' -25 mayo 2017-

Ya está bien de micromachismos, de síndrome de los cojones grandes y de tanta tontería. Temblad Barbijaputa. El libro Afrodita desenmascarada (Deusto) de María Blanco da vuelta como a un calcetín al feminismo radical de izquierdas.

Apoyándose en el mal uso de ciertos términos tan actuales como el «empoderamiento», que conlleva el detrimento de la libertad individual de la mujer, la autoafirmación y la superación de los grilletes del pasado.

La política se postula como uno de los pilares responsables de esta lamentable confusión, así como entidades feministas que se ven manchadas por los intereses sociales y políticos.

La autora pretende mostrar una nueva vía de defensa de la mujer, una alternativa alejada de posibles manipulaciones e invita al lector a sumergirse en una lectura que abogue por la mujer con carácter y asertiva , representando a una auténtica diosa griega como lo era Afrodita .

«¿Por qué parece que no somos capaces de superar la mentalidad machista cuyo origen se hunde en los orígenes de la historia?»

«No valen las soluciones que nos tratan como agregados de piezas homogéneas»

El feminismo genuino es el libertario

«A lo largo de la historia, el feminismo original ha intentado lograr un fin noble en múltiples cuestiones, como, por ejemplo, en la igualdad de la mujer ante la ley , el acceso a la enseñanza o la visibilidad de los problemas de las mujeres; no de las mujeres como un colectivo, sino de las mujeres como grupo de personas individuales”.

“Contrariamente a lo que mucha gente cree, las primeras activistas no eran socialistas , es decir, intervencionistas, sino libertarias. Ellas pedían igualdad ante la ley, y eran mujeres duras y que llevaban mucho tiempo plantando cara al Estado”.

“En el siglo XIX no existía la palabra «feminismo», se hablaba de la «cuestión de la mujer» ”.

El capitalismo es el mejor amigo de la mujer

“Las soluciones tipo Fuenteovejuna no me van. Algunas creemos más en la lucha por los derechos del individuo”.

“La sociedad y el mundo, tal y como han funcionado hasta hoy, deberían cambiar optimizando su relación con la tecnología y el uso que se hace de ella, así como también debería cambiar la forma de abordar los nuevos problemas”.

“Está de moda. La igualdad está de moda como en otras épocas lo estaba la sopa boba, esa tradición por la que quienes «tenían», ofrecían una sopa caliente a quienes «no tenían».

El cuerpo: hablemos de sexo

“Hoy en día, el miedo es una de las armas poderos a s que la izquierda radical tiene para manipular a las mujeres y para asociarse con los gobiernos y otros órganos de poder, por ejemplo, las autoridades de los campus en Estados Unidos” .

“El marcar como al ganado, a fuego, con una palabra que no viene a cuento y luego usarla para calificar a alguien – como ese «fresca» dirigido a una mujer libre , sigue siendo un atentado sin motivos a la reputación personal” .

“Yo soy partidaria de la legalización de la prostitución , pero no sería prostituta ni me gustaría que mi hija lo fuera”.

El punto de partida: sí, hay discriminación

“Podemos fechar la existencia de la discriminación a la mujer en el momento en que el hombre entendió que la fecundidad era, por un lado, un instrumento de poder frente al pueblo vecino (amigo o enemigo) y, por otro, un medio de control del propio pueblo” .

“Las mujeres también sobrevivimos compitiendo . Y lo hacemos menos por el hombre y más por nuestra reputación frente a las demás” .

“No siempre el hombre era fuerte y la mujer débil, pero ambos tenían que aparentarlo y, de puertas para afuera, cubrir las apariencias y cumplir con las expectativas de la sociedad”.

“Si comparamos la situación con la de la mujer occidental, la diferencia principal es muy clara: la ley civil y la religiosa están separadas desde hace muchos siglos en Occidente. Y ésta no es una diferencia pequeña”.

“A la hora de dirigir una organización (empresa, universidad, sociedad, etc.), el ninguneo es una manera de controlar. El gestor impone unos estándar es y gobierna en función de ellos, ignorando las circunstancias de todos los demás. Es entonces cuando surge la necesidad de hacerse visible , de sentirse reconocido. Lo contrario lleva a desarrollar lo que se conoce como indefensión aprendida (dado que no voy a poder lograr nada, no lucho), que es generadora de desidia y depresión”.

El bucle feminista y su solución

“El conflicto de la mujer en la sociedad existe, pero ni se da en la medida que se denuncia ni tiene la dimensión que se le está dando. Se atribuye responsabilidades inadecuadamente, de manera que, en vez de solucionar problemas como el de la violencia, nos centramos en si esta violencia es de género o no, y perdemos así un poco el foco. Porque la eliminación de la violencia, en general, también pasa por eliminar la violen cia ejercida contra las mujeres ”.

“En las sociedades occidentales, al Estado, le hemos asignado la protección del consumidor, de la mujer, de la infancia, de los débiles…, y eso representa un peligro, porque no asegura la soluci ón a esas cuestiones ”.

“Las consecuencias de que el Estado se meta donde no debe son que, primero, constituye un ataque a la libertad irrenunciable de la persona, y, segundo, impide el desarrollo de una sociedad civil sana, capaz y madura, que es uno de los mejores frenos a los desmanes de presidentes de Gobierno abusones, caciques y dictadores”.

“Tanto si uno es una víctima como si no lo es, victimizarse o ser victimizada es la mejor manera para encadenarse y no avanzar”

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído