AUTOR DE 'HOMBRES QUE CAMINAN SOLOS' (LITERATURA RANDOM HOUSE)

José Ignacio Carnero: «Está mejor visto aquel que consume drogas para trabajar que el que no puede hacerlo por una depresión»

"Las mentales están dejando de ser enfermedades silenciosas como lo eran antes"

«Aunque estemos acompañados, en el fondo estamos solos», dice José Ignacio Carnero sobre el título de su última obra, ‘Hombres que caminan solos’ (Literatura Random House).

Una novela que es un relato sobre la depresión, pero también sobre la fragilidad y la vulnerabilidad humana. Una enfermedad de la que aún se habla en voz baja -a pesar del riesgo para la salud mental que ha traído la pandemia del coronavirus– y que alude a esos hombres que quieren pedir ayuda, pero quién sabe si por educación, creencias, vergüenza o miedo, no saben cómo.

«Coincido en que ‘gracias a’ la pandemia se oye más hablar de la depresión, imagino que porque la crisis del coronavirus ha puesto una marcha más en el cerebro de la gente y esto ha provocado que aumenten los casos. Está dejando de ser una enfermedad silenciosa como lo era antes», dice en esta entrevista con Periodista Digital.

Rebajas
Hombres que caminan solos (Literatura Random House)
13 Opiniones

«Creo que se va superando ese miedo a hablar de ella», reflexiona el autor bilbaíno en esta charla. Carnero opina que el hecho de ser hombre no ayuda a enfrentar esta situación: «La otra cara de la moneda del privilegio que los hombres que hemos tenido es asumir este rol muy determinado, que paga bastante mal la vulnerabilidad extrema».

«El hombre arrastra comportamientos como tener que dar siempre respuestas y mostrarse ante los demás con alguien muy determinado, se ve que los hombres de la novela gestionan regular sus emociones, no son hábiles en ese aspecto. Y eso viene dado porque el hombre suele representar la acción y la mujer la emoción, por ser esquemáticos».

«El problema -continúa- es que la acción en el hombre deprimido es más bien poca, lo que conlleva desorientación e inutilidad».

El escritor vasco apela al «sentimiento comunitario» para hacer frente a esta situación. «Se me ocurren pocos problemas que sean exclusivamente individuales y muchas menos soluciones que sean exclusivamente individuales. Parte de las solución está en nuestras manos pero no como dogma, si aumentan este tipo de trastornos, parte del problema estará en la sociedad».

Y para finalizar, esta reflexión que cuestiona el funcionamiento del sistema actual: «Esta mejor vista la persona que consume drogas libremente para trabajar más y aumentar el ritmo que aquella que no puede trabajar por una depresión».

Sinopsis de ‘Hombres que caminan solos’, de José Ignacio Carnero

Si es cierto que las historias nos salvan, esta es la historia de alguien que se salvó contándola. Es el relato de una depresión, de un vacío repentino en la vida de un hombre que bajo la mirada del autor se convierte en un trasfondo luminoso para hablar de lo importante, de todo aquello que se siente y no se dice.

Este viaje al fondo de una enfermedad que aún se nombra en voz baja nos habla de un padre, de un hijo y de todos los que les rodean. Nos habla de un enamoramiento transatlántico, de una misteriosa mujer que calla su dolor, de madrugadas en Buenos Aires y días circulando por carreteras secundarias españolas, de un funeral desértico en Cádiz o de un vuelo alucinógeno desde la selva amazónica hasta los altos hornos de Vizcaya. Nos habla de la madre fallecida que nunca se ha ido y del padre que siempre está ahí, de lo frágil de la masculinidad, de sus trampas y sus máscaras.

Después de ama y con su segunda novela, Carnero se confirma como un autor capaz de construir un universo propio mezclando memoria y ficción, acercándonos a hombres que están solos en hospitales y en velatorios, en bares de carretera y en áticos de diseño; hombres que quieren pedir ayuda pero que no saben cómo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Lo más leído