Este proyecto recauda fondos para escuelas en Mali y Nepal

«Play for change» conecta el mundo con la música de Kiko Veneno y Rosario

"La música es la mejor medicina", dice la cantante

Los músicos le rindieron homenaje a Michael Jackson con Billie Jean

Kiko Veneno, Rosario Flores, Antonio Carmona y Nena Daconte han actuado el pasado sábado junto a artistas callejeros en la Caja Mágica de Madrid, un escenario que también ha acogido a la banda de «Play for change», un movimiento internacional que pretende conectar al mundo a través de la música.

Tras su paso por Sevilla, este proyecto busca recaudar fondos y que en esta ocasión iban destinados a la construcción de dos escuelas musicales en Mali y Nepal.

«RE_ILUSIONAR, RE_CAPACITAR…»

En esa línea, Acciona -empresa que colaboró con el concierto- está desarrollando una amplia campaña, que ha contado con medios convencionales -marquesinas, televisión, radio y prensa escrita- pero que se centra especialmente en una utilización intensiva de internet, con actuaciones orientadas a buscar la implicación de los ciudadanos en el reto de un futuro sostenible.

El mensaje de posicionamiento «Re_» se comparte ahora con los centros escolares de educación primaria y secundaria, mediante la reutilización de cientos de carteles expuestos en marquesinas que contienen exclusivamente el referido prefijo asociado a conceptos como: «Re_inventar, Re_utilizar, Re_capacitar, Re_mediar, Re_conquistar, Re_ilusionar o Re_nacer».

Se trata, explica Acciona, de proponer a los colegios e institutos utilizar estos materiales como referencia para el diálogo y la reflexión sobre valores, actitudes y prácticas favorables a la sostenibilidad e invitar a alumnos y profesores a plasmar y exponer en ellos sus percepciones, ideas y propuestas para construir entre todos un mundo mejor.

Una propuesta original y solidaria en la que han colaborado artistas como Alejandro Sanz, Raphael, Pitingo y Amaia Montero quienes han grabado videoclips junto a artistas desconocidos habituales de las paradas de metro o las calles españolas.

UNIR GRACIAS A LA MÚSICA

Tras más de 45 minutos de retraso  salió al escenario Mark Johnson, el creador de esta propuesta que con la música une corazones sin problemas de raza, religión o política.

Bajo el lema «peace through music» (la paz a través de la música), Johnson dio paso a la banda de Playing for Change, compuesta por más de quince músicos que proceden de países como Estados Unidos, Francia, Congo, Zimbabwe, India o Israel, entre otros.

Temas como «Fannie Mae», «Margerita», «Back to your roots» o «This little light» se fueron sucediendo en un escenario que representaba a la perfección los cinco continentes.

El respetable tan sólo hizo acto de presencia cuando la banda interpretó el conocido tema de Bob Marley, «One love».

Cuando ya había pasado una hora y cuarto de concierto, salió al escenario un enérgico Kiko Veneno quien, acompañado del guitarrista Andrés y del percusionista Antonio, interpretó «Volando voy» con los aplausos y los coros del público e intercalando entre la letra de la canción, la frase «play for change».

Sin duda, el momento más animado de la noche fue la llegada de Rosario Flores al escenario, quien sostuvo que «la música es la mejor medicina» y que venía con una «canción cantada desde el cielo para que no haya guerras ni violencia».

EL MOMENTO MÁS ANIMADO DE LA NOCHE

Así, con unos leggings brillantes y con los brazos en alto, una Rosario resplandeciente interpretó, acompañada de Daniel, la conocida canción de su hermano Antonio, «No dudaría». Corriendo de punta a punta el escenario y con la participación del público le dio tintes rockeros al mítico tema pacifista.

Antonio Carmona irrumpió con Florín, para cantar «Para que tú no llores» y destacó que «compartir música es un lujo».

El violín de Fiti Rodríguez acompaño al grupo Nena Daconte, quien con su tema «Tenía tanto que darte», cerró las actuaciones de caras conocidas.

El mítico de tema de Bob Marley, «Three little birds» animó a los presentes quienes se arrancaron y desvivieron con frases como «every little thing it’s gonna be all right».

«Guantanamera» caldeó el ambiente con un público, que incluso coreó el nombre de «Grandpa» en varias ocasiones, un miembro de la banda de Nueva Orleans que con su armónica dio el toque americano a más de un tema.

La aclamada versión de «What’s up» del grupo 4 Non Blondes hizo que el público se entregara totalmente saltando, gritando y cantando.

Frente a un público receptivo, los músicos le rindieron homenaje a Michael Jackson con «Billie Jean», que recibió aplausos desde los primeros acordes. Algunos de los integrantes de la banda imitaron incluso los míticos pasos de baile del Rey del Pop.

Con la versión de «Stand by me» -un éxito de la banda- se cerraron tres horas de concierto que concluyeron con un breve tema cantado por Grandpa Elliot a cappella.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído