Serrat ofrece a Miguel Hernández su homenaje más íntimo y sentido

Serrat ofrece a Miguel Hernández su homenaje más íntimo y sentido
. Agencia EFE

Miguel Hernández ha recibido hoy en la ciudad de Elche (este) uno de los homenajes más sentidos de las celebraciones de su Centenario, a través del concierto monográfico que el cantautor Joan Manuel Serrat ha dedicado de manera «absoluta» a su figura y a la obra del ilustre poeta.

El cantautor catalán ha inaugurado esta noche en la ciudad ilicitana la gira «Hijo de la luz y de la sombra», con un recital de algunas de las mejoras piezas escritas por Hernández a lo largo de su vida, y que han vuelto a ser musicadas por Serrat cuarenta años después de que publicara su primer disco dedicado al «poeta del pueblo».

En un recientemente estrenado Palacio de los Deportes de la Universidad Miguel Hernández, alrededor de 3.000 personas han arropado a Serrat en un montaje «diferente» y «cerrado», en el que temas tan conocidos como «Lucía» o «Mediterráneo» han sido sustituidas por «Tres heridas» y «El niño yuntero».

Aunque se escucharon espontáneos «te queremos» o «tu vales mucho», el concierto ha tomado un aire «íntimo» y «sereno» acorde al tono de los discos «Miguel Hernández» (1972) e «Hijo de la Luz y de la Sombra» (2010), ya disco de platino.

No obstante, el público ha apreciado las también enérgicas interpretaciones que el «Nen del Poble Sec» ha hecho de «Dale que dale», «Si me matan, bueno» o «Uno de aquellos».

Con ellas, el catalán ha demostrado que mantiene una buena voz a sus 66 años y tras haberse sometido el pasado mes de marzo a una operación en la que le extrajeron un nódulo pulmonar, razón por la cual tuvo que posponer hasta hoy el concierto inaugural.

Con el mismo entusiasmo, ha llegado el tramo final de la actuación en la que los asistentes, principalmente de mediana edad, han tarareado «Para la libertad sangro, lucho y pervivo», ilustrada en el fondo del escenario con imágenes representativas de la Transición.

Precisamente estos montajes audiovisuales, realizados por directores cinematográficos como Manuel Gutiérrez Aragón, José Luis Garci o Isabel Coixet, han ahondado en los problemas universales del Hambre o la Guerra, que son una constante en la obra del poeta de Orihuela (este).

Una denuncia social a la que Serrat se ha referido en los versos que han introducido algunas de las canciones, y de los que se ha valido únicamente para vertebrar su actuación.

Tanto es así que el «buenas noches» y el agradecimiento al público y a la ciudad de Elche, en la que se encuentra actualmente el legado del poeta cabrero, se han hecho esperar hasta la bajada del telón.

Ha sido en ese momento en el que el cantautor ha justificado que los únicos protagonistas de la velada hayan sido los versos «vigentes» de Miguel Hernández, y ha pedido al público que así lo entendiera, ya que, de otra manera, «se hubiera bajado el nivel» del homenaje al poeta.

A este respecto, Serrat ha prometido, a modo de broma, que «el próximo concierto que ofrezca a los ilicitanos será de discos dedicados».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído