Bocca no extraña los escenarios y sueña con coproducciones latinoamericanas

Bocca no extraña los escenarios y sueña con coproducciones latinoamericanas
. EFE/Archivo

El bailarín argentino Julio Bocca afirmó hoy que no extraña los escenarios y que se quiere dedicar «plenamente» a su trabajo como director del ballet uruguayo, mientras sueña con realizar coproducciones latinoamericanas.

«Es para mi una felicidad enorme haber encontrado otro camino», dijo Bocca en una rueda de prensa en La Habana, en la que resaltó su alegría por hacerse responsable del Ballet Nacional del Servicio Oficial de Radiotelevisión y Espectáculos (SODRE) de Uruguay.

Bocca se encuentra en Cuba invitado al vigésimo segundo Festival de Ballet de La Habana, inaugurado ayer, para presentar este fin de semana un espectáculo que se convertirá en la primera actuación internacional de la compañía uruguaya desde que él asumió su dirección este año.

El bailarín consideró un «gran apoyo» que el Festival haya aceptado la presencia del ballet uruguayo «en este comienzo», y no descartó la posibilidad de proyectar alguna coproducción con el Ballet Nacional de Cuba (BNC).

«Me da mucha felicidad que el ballet empiece a ser conocido y a salir», apuntó.

Este año el Festival de La Habana rinde homenaje al 90 cumpleaños de la directora del BNC, la bailarina y coreógrafa cubana Alicia Alonso, a quien Bocca calificó de inspiración para su actual trabajo como director y profesor.

En ese sentido, resaltó sus coincidencias con la obra realizada desde la isla por Alonso, como la idea de desarrollar escuelas, lograr respeto por los bailarines y mantener la presencia latina en los escenarios.

Para Bocca, la bailarina cubana es un ejemplo de «constancia», «fuerza» y de «seguir» que lo ayuda para cumplir su sueño de que el ballet uruguayo «vuelva a tener su lugar como compañía en Latinoamérica y en el mundo».

«Creo que se puede lograr, no en un corto plazo, es un trabajo de constancia, de tiempo», añadió.

El intérprete argentino anunció que a fines de este año finalizará sus compromisos con la dirección del ballet argentino porque se quiere «dedicar plenamente al ballet nacional de Uruguay».

Dijo que su «ilusión» es poder desarrollar una escuela y también planea lograr una «unión latinoamericana» con los otros teatros de la región para realizar «coproducciones», en medio de un escenario económico que es «bastante difícil».

«El Ballet siempre cuesta, estar en un teatro, mantenerlo, revivirlo», indicó, tras resaltar la «gran ayuda» recibida por el Gobierno de José Mujica en Uruguay, y por empresas estatales y privadas.

Al referirse a su retiro en 2007, explicó que está «muy feliz» con su nuevo trabajo y verdaderamente en este momento no extraña los escenarios, sino que se siente muy complacido con poder transmitir sus experiencias.

Comentó que ha comenzado a disfrutar hasta lo «cotidiano» de impartir clases, algo que nunca pensó hacer, y ocasionalmente toma clases de danza para mantenerse en forma.

Entre sus mayores logros en Uruguay refiere el hecho de que se esté «recuperando un público de ballet que se había perdido», y haber llevado a la compañía a su primera gira nacional en 60 años.

Actualmente el ballet está montando obras clásicas como «El Lago de los cisnes» y «Giselle» con producciones del Teatro Colón, y tiene su programación completada hasta 2013.

En cuanto a su regreso a La Habana, donde bailó en 2006 su última función del Lago de los Cisnes, Bocca dijo que siempre se siente como «en casa», pues tiene «maravillosas» experiencias y recuerdos de Cuba.

«En esta ocasión puedo venir mucho más relajado, sin el compromiso de estar en forma», agregó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído