Loquillo: «No hay en el rock español nadie mejor que yo sobre un escenario»

José María Sanz, conocido popularmente por varias generaciones de rockeros como Loquillo, ha recibido este martes el Disco de Diamante por haber vendido más de un millón de copias de sus álbumes con la discográfica EMI-Hispavox. «No hay nadie en España mejor que yo encima de un escenario desde el punto de vista del rock. En todo caso se puede mejorar, y en eso estoy», ha afirmado con la inherente y necesaria arrogancia de triunfal estrella del rock.

El acto de entrega en el Hard Rock Café también ha servido para presentar las nuevas ediciones para coleccionistas de sus discos de los noventa ‘Hombres’, ‘Mientras Respiremos’, ‘La Vida por Delante’ y ‘Tiempos Asesinos’. Así, ha aprovechado para dedicar el galardón al promotor Gay Mercader por ser una «ayuda fundamental durante los años de los noventa», cuando pasaron de «estar en lo más alto a no estar».

«Quizás soy el primer artista español que logra remasterizar su obra tal y como quiso que apareciera en su momento. Con los vinilos a veces el concepto de un disco se perdía porque grababas quince temas pero entraban once. Luego con el cd cambió a peor porque la gente metía rellenos. Ahora estas remasterizaciones son lo que pretendíamos hacer en un primer momento», ha explicado.

En esta línea, Loquillo ha señalado que «hay que mirar atrás sin ira» y comprobar así cómo cada uno de los pasos dados sirvieron para «crear el monstruo» que ahora es, «con lo bueno y con lo malo». Además, ha agregado que «los aniversarios están para celebrar y para que las cosas que se hicieron mal, se hagan bien».

Asimismo, ha adelantado que habrá una segunda entrega de discos remasterizados para sus seguidores más fieles que se centrará en los trabajos de los ochenta, «para ofrecer cosas que están guardadas». «Yo guardo muchas cosas pensando que la leyenda es lo que importa, y hay que mantener el secretismo», ha defendido, para después bromear asegurando que para reeditar los vinilos van a esperar unos años para «suban aún más de precio» y entonces puedan sacar las «cajas» de material que tienen guardadas.

«LOS NOVENTA FUERON AÑOS MUY DUROS»

La decisión de sacar a la luz estas nuevas ediciones se apoya en la celebración de su 30 Aniversario como Loquillo. Ha añadido que «la caja 30 Aniversario, que cuesta unos 60 euros, he vendido más de 18.000 unidades». Por eso ha defendido la pertinencia de reeditar todo el material de los noventa, porque «hay interés» y porque fue una época «atroz y muy dura», a pesar de lo cual ha recalcado que en realidad vendieron «más discos que nunca». Por eso ha confesado que no sabe «por qué estos trabajos fueron tan maltratados».

«Desde el 93 no hemos vuelto a sonar en la radio fórmula porque Gay Mercader se plantó y se negó a pagar. Al principio ese camino fue muy duro, pero luego resultó que era el camino», ha rememorado. Además, ha apuntado que los discos de aquellos años, con sus primeros acercamientos a la poesía, «fueron de búsqueda» y le salvaron de quedar encerrado en su «cárcel interpretativa».

A este respecto, ha recordado cómo sus seguidores se pegaban literalmente en sus conciertos por este cambio de dirección que, según ha comparado, fue parecido a cuando «Bob Dylan se electrificó, pero al revés». «Ahora afortunadamente a nadie le extraña que alguien procedente del rock pueda musicar poesía», ha indicado.

De hecho, ha puntualizado que su disco ‘Balmoral’ (2008) es «uno de los discos indispensables» de la música popular española de los últimos años, al tiempo que ha resaltado que «lo importante para un artista es la credibilidad», y él ha querido «vender siempre credibilidad, actitud y honradez».

«La música no es algo de fin de semana, esto es un oficio y defiendo esa creación y el respeto a los creadores. Deberíamos abandonar ese concepto tercermundista de que la cultura se compra en el suelo, porque eso nos define como país y nos jugamos que no haya talentos en España en el futuro», ha argumentado.

«EL ARTISTA Y EL CREADOR AQUI NO VALEN NADA»

Para Loquillo, «el artista y el creador aquí no valen nada», y por eso envidia a países como Francia. «Si no los defendemos, va a venir aquí toda la industria de Miami y no vamos a tener nada que decir», ha alertado. Siguiendo con la situación de la industria, ha afirmado que «es necesaria la educación y el artista debe poder decidir sobre su obra, ya sea para vender, regalar o destruirla».

«No me interesan la Ley Sinde ni los internautas, yo seguiré rigiéndome como hasta ahora y no esperaré que nadie decida por mi. En mi web puedes entrar y descargarte un disco, escucharlo o comprarlo, nunca he esperado que me ayudara nadie, de mis compañeros de profesión espero muy poco», ha indicado.

Sobre el rock como arma contestataria ante la crisis económica, ha subrayado que no entiende «cómo no hay bandas de rock cagándose en todo», y ha agregado que «si la única opción es Manel, mal vamos». Eso sí, ha añadido que «sería absurdo que eso lo hiciera gente de cincuenta años» como él.

«Espero una eclosión como la que hubo con el punk, pero sería absurdo que tuviera que hacerla yo que soy un adulto que no está en la calle. No me gusta ir tras una pancarta, eso lo hacen otros compañeros que cobran por ello. Cuando alguien me dice que quiere cambiar el mundo me agarro la cartera», ha explicado.

Sobre futuros proyectos, ha asegurado que los cantautores actuales como él, desprovistos del componente político, pueden «caer en el error de aburrir a un buey si mantienen la misma línea durante siete discos, porque nadie puede hacer siete discos al mismo nivel». Por eso ha remarcado para concluir que él prefiere «variar» y ahora puede hacer un disco con Sopeña y luego irse «a otro extremo y hacer uno de garaje con Sabino Méndez».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído