Luz Casal mira a la vida con «más optimismo», pero «sin cambios radicales»

La solista Luz Casal edita esta semana su álbum recopilatorio «Un ramo de rosas», el primer disco que publica tras superar su segundo cáncer, experiencia que le ha permitido mirar a la vida «con más optimismo», aunque cree que no le ha cambiado «radicalmente».

En entrevista con Efe, la artista gallega, renovada y agradecida, ha explicado que ahora sabe «ajustar ciertas cosas y ponderar unas sobre otras, además de tener un sentido más claro y una mayor conciencia» de lo que le rodea.

Este álbum supone el decimoquinto de su carrera, y en él, Casal hace «un balance, incluyendo las canciones más representativas e imprescindibles» de su repertorio, las cuales, dice, «evidencian una inquietud por no quedarse en un mismo lugar, ya que van desde el rock, a la balada de ambientación más clásica».

Además de éxitos muy populares como «No me importa nada» o «Piensa en mí», este trabajo incluye tres canciones inéditas, como «Un ramo de rosas», compuesta por la propia Casal; «Gracias a la vida», de la cantautora chilena Violeta Parra; y una nueva versión del tema «18 años», grabado con la banda francesa Nouvelle Vague.

«Un ramo de rosas», el tema que da nombre al disco, es una canción original que cuenta con la composición de Juan Cerro y la autoría de la propia Casal junto a Carolina Cortés, que supone un canto a la liberación femenina tras una situación de sometimiento.

Según la cantante, «es una pieza sentimental y dura, en la que la mujer sale muy airosa de esa situación», y admite que le cuesta describirla musicalmente, ya que «entronca con la canción clásica española, casi como tonadilla o copla, pero también recuerda a la canción francesa y a su vez es una canción pop».

A pesar de ser un disco recopilatorio, Casal optó por titularlo a partir de este tema inédito porque «es importante y viene bien como nombre del álbum, ya que sirve para identificar cada canción como una rosa, con sus espinas y su aroma».

A la artista le resulta «imposible» captar toda su trayectoria en un único trabajo, aunque ha intentado «mostrar lo máximo» de su repertorio, siguiendo un criterio en el que primase «cierta coherencia entre todos los temas, para que el disco pueda escucharse sin demasiado sobresaltos».

Así, temas como «Rufino», a pesar de su popularidad, «se han tenido que quedar fuera», explica Casal, en beneficio de conseguir «una transición cómoda entre las canciones», algo que considera «complicado» de lograr, debido a «una trayectoria con tantas piezas distintas».

Sobre una enfermedad como el cáncer, Casal recomienda a los afectados «desdramatizar, quitarle peso, para tener la cabeza fría y ser capaces de analizar la situación» y añade que «hay que tener mucha fe y confianza, fe en la vida, y no se debe perder la esperanza por pequeñísima que sea».

Los próximos retos artísticos de la cantante son «hacer un disco original y conseguir que la próxima gira sea mundial, en el sentido más amplio», y en el ámbito personal lo único que pide es «no perder la salud».

La gira mundial de «Un ramo de rosas» comenzará en febrero y llevará a la solista a lugares como Japón, China o Filipinas, además de a Europa del Este, con países como Armenia, en los que Casal nunca ha actuado. Igualmente, volverá a América Latina, después de cinco años sin ir.

La cantante gallega señala que ha vivido «con muchísima pena» el escándalo de la SGAE, que ha dejado «una imagen desastrosa en la gente que no conoce este mundo y una mancha que a ver si hay detergente que la quite».

Igualmente, la solista admite que no puede hablar de crisis por todos los conciertos que ha ofrecido y por los que se siente «afortunadísima». No obstante, es consciente de «las dificultades que atraviesa mucha gente, como muchos colegas de profesión, que ya no pueden actuar en lugares donde antes sí les contrataban».

Casal reconoce que «cuesta ponerse en situación cuando te van las cosas bien» y aconseja «abstraerse de tanta noticia mala». En este sentido, remarca que «a veces cuesta averiguarla, pero siempre hay una salida, aunque eso suponga trabajar en algo que no es lo tuyo o emigrar a otro lugar».

Carlos Palencia

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído