Jacinto Guerrero no es Giacomo Puccini

El homenaje al compositor español sólo bordea su vida y su obra

Jacinto Guerrero no es Giacomo Puccini
Jacinto Guerrero, vida de zarzuela

Este homenaje al compositor español Jacinto Guerrero Torres (1895-1951) parte de la equivocada percepción de que el personaje es tan conocido, que es mejor dar por sabido lo esencial de su biografía y de su producción musical. Craso error que perjudica a este modesto montaje, parco en música, prolijo en divagaciones ficticias que se imponen al personaje. Magro servicio a su memoria el del espectáculo ‘Jacinto Guerrero, vida de zarzuela’ programado durante todo este mes en el Centro Cultural de la Villa.

Estamos ante uno de los nombres más respetados del teatro musical español, con zarzuelas que figuran en su más alto palmarés, como La rosa del azafrán o Los gavilanes, por no citar varias más entre sus más de 80 composiciones musicales creadas en su corta vida. El autor y director Pedro Martínez ha huido de contarnos llanamente su vida y su obra -que es lo interesante- para acercarse a ella a través de un socorrido recurso dramático, el ensayo de una pieza sobre su vida y obra. Pero los asistentes al ensayo se convierten en los personajes y el maestro Guerrero en un convidado de piedra. Una insoportable directora de escena asume el protagonismo, secundada por un actor sobrante y una soprano arrinconada. La sensatez de su asistente -interpretado por Martínez- y el bien estar del pianista no compensan el escoramiento: peroratas sin ton ni son en medio de un páramo escénico arrinconan el leivmotif del supuesto ensayo y pasa media hora interminable hasta que por fin canta algo la cantante.

Que es muy poco, media docena de incursiones en noventa minutos de histerias aleatorias, discusiones peregrinas y aburrimiento generalizado. El recurso se come al argumento, el malhadado ensayo eclipsa los atisbos biográficos. Salimos del teatro sin haber aprendido nada sobre el personaje, única clave de esta cita. Es como si la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero que sufraga el esfuerzo hubiera pensado que el señor Guerrero en España es tan archiconocido -vamos, como Giacomo Puccini en Italia- que había que huir de las bases de su biografía y sus músicas más famosas, para concentrarse no ya en aspectos desconocidos de una y otras, sino en una divagación disparatada.
 
‘Gracias a la Fundación Guerrero, nos dice Pedro Martínez, he podido dirigir escénicamente zarzuela de Guerrero en países tan distintos y alejados entre sí como China, Argentina o Portugal. Y gracias a la Fundación Guerrero tenemos el honor de presentar este espectáculo ante ustedes en el Teatro Fernán Gómez. Así que ¡muchas gracias a la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero! por su apoyo y constancia. Hay algunas razones más por las que “necesitaba” hablar de Guerrero de esta manera y desde esta perspectiva, pero eso, de momento, es algo que no cabe en este programa de mano… ‘. Así que nos quedamos sin saber sus razones.

Ha contado también a con la colaboración del Banco Santander y de Roberto Verino, creador del vestuario. Y afirma incluir un fragmento de Doña Mariquita, junto a  Duerme, duerme corderito (La Alsaciana), ¡Hay que ver! (La Montería), Un novio me ha salido (El Tejar de Cantarranas), No hay porqué gemir  (Los gavilanes), Esta mañana mu tempranico (La rosa del azafrán), Cuando el grave sonar de la campana (El huésped del Sevillano) y Adiós, Sebastián (Tiene razón don Sebastián). Pero la soprano (el domigo pasado Sagrario Salamanca) resulta realmente tan ninguneada (exactamente como el personaje que encarna en el ensayo) que cantando bien aparecía fatal, especialmente con ese modelito rosa que es lo más feo que uno ha visto en mucho tiempo. Ella por defecto y Lorena Toré, en el papel de la directora, por exceso contribuyeron a nuestra decepción por una oportunidad perdida en un momento en el que parece recobrarse el interés por la zarzuela.

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 5
Dramaturgia: 4
Dirección: 5
Interpretación: 6
Escenografía: 4
Música: 5
Vestuario: 4
Producción: 5
Programa de mano: 5
Documentación a los medios: 5

FERNÁN GÓMEZ CENTRO CULTURAL DE LA VILLA – Sala Dos
Jacinto Guerrero, vida de zarzuela
MÚSICA TEATRO
Del 19 de marzo al 4 de mayo de 2014
PRECIO: 16€
HORARIO: Miércoles a viernes – 18:30
Sábados y domingos – 18 horas
Encuentros con el público 26 de marzo y 23 de abril
Duración: 75 minutos (aprox.)  

Ficha artística y técnica 
La directora  Lorena Toré Vallecillo
El actor  Camilo Maqueda / Álvaro Puertas
La soprano  Sagrario Salamanca / Alicia Montesquiu
El ayudante  Pedro Martínez
El maestro  Elías Romero  
 
Dirección escénica y dramaturgia   Pedro Martínez
Dirección musical    Elías Romero
Iluminación    Luis Mayo
Vestuario    Roberto Verino      
Producción y distribución  Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero.

Más información

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído