Un ‘baritenor’ entre los dos Foscari

Plácido Domingo en su último desafío, con Verdi y en el Teatro Real

Un 'baritenor' entre los dos Foscari
I due Foscari - Teatro Real

Fiel a su cita anual con el Teatro Real, este año Plácido Domingo ha elegido cantar ‘I due Foscari’ en versión concierto, una opera menor del repertorio de Verdi que ha cantado ya por todo el mundo en los últimos años en su pugna por reconvertirse en barítono y mantenerse a toda costa en los escenarios, generando una polémica encendida en los ambientes operísticos. A sus 75 años siguen siendo asombrosos su arte, su fuerza y su entrega, y el público madrileño le consagró de nuevo como su gran héroe de todos los tiempos.

José Plácido Domingo Embil simultanéa la dirección de la Ópera Nacional de Washington y la de la Ópera de Los Ángeles (California) mientras sigue presente en escenarios de todo el mundo; en 1991 en una interpretación de Otello en Viena fue aplaudido durante una hora y veinte minutos -récord de todos los tiempos- saliendo a saludar 101 veces seguidas. Buscando con razón papeles que se adecúen a su edad y tesitura, Domingo ha desembocado en Francesco Foscari, el Dogo de Venecia, que cumpliendo estrictamente su deber refrenda la sentencia al exilio de su hijo, una sentencia que se demostrará injusta, que causará la muerte del joven, y que además en el colmo de la injusticia será completada por sus enemigos arrebatándole el poder y sumiéndole en el abismo.

Batalla de clanes familiares en la República de Venecia, que queriendo establecer un sistema más democrático que el monárquico, terminó descubriendo que en todos los sistemas el poder corrompe. Verdi, abatido por sus propias desgracias familiares, compuso una partitura plana y envarada orquestalmente, simple sostén de una sucesión de números vocales absolutamente apabullante. Fue correctamente dirigida por Pablo Heras-Casado, ‘Principal Director Musical Invitado’ del Teatro Real, al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, una vez más, notables. Heras-Casado siempre estuvo pendiente de Domingo, siempre dispuesto a aplaudirle desde el podio: no podía ser de otra manera.

A ese padre atribulado, que Plácido Domingo puso en pie con reservas y problemas en los dos primeros actos, y decidida prestancia en el último, le acompañaban el tenor Michael Fabiano, como su hijo Jacopo, y la soprano Angela Meade como su nuera, Lucrezia Contarini, ambos en un gran momento: la pareja estadounidense desplegó una potente presencia que fue reconocida por el público desde el primer momento. Junto a ellos destacó especialmente el bajo Roberto Tagliavini, que ha podido y sabido intercalar su actuación como Sir Giorgio en I Puritani los días 6, 13 y 19 en este mismo Teatro Real, con el papel de Loredano en este ópera en concierto los días 12, 15 y 18, en un verdadero alarde de versatilidad y eficiencia. Discreta la aportación española en los papeles secundarios, con  Mikeldi Atxalandabaso como Barbarigo y Susana Cordón como Pisana, y correctas las breves intevenciones de Miguel Borrallo como consejero de los Diez y Francisco Crespo como siervo del Dux.

Los aplausos irrumpieron continuamente a lo largo de los tres actos, en continuo honenaje a Domingo pero sin detrimento de Faviano, Meade y Tagliavini. Y al final hubo apoteosis, como es ya costumbre con el tenor madrileño en su ciudad y en todos los escenarios del mundo.

Mucho puede especularse sobre la inevitable y lenta decadencia del gran tenor, sobre si hace bien en prolongar su carrera como barítono y cuánto tiempo más podrá hacerlo, sobre su descenso de prestaciones en esta segunda faceta vocal. Apareció en el escenario algo más inseguro y encorvado, pues un año más pesa a los suyos, y durante la primera parte nos mantuvo en vilo con prestaciones más bien reducidas. Se reservaba para el final y entonces volvió a emerger como el de siempre, un portento de la naturaleza, más portento cada año que pasa.
 
Si se examinan grabaciones anteriores de esta ópera puede concluirse que Renato Bruson o Leo Nucci, y sobre todo Piero Cappuccilli, hicieron mejor este papel que Domingo lo hace hoy. Pero eso sería caer en frío tecnicismo y unilateralidad vocalista, e ignorar su fuerza y presencia en el escenario, su magnetismo, sus dotes actorales, su irradiación carismática, su significado en la ópera actual como la figura más importante en activo.

Últimás visitas de Plácido Domingo al Teatro Real (la cita de 2013 se suspendió por problemas de salud):

Ver nuestra reseña de 2015

Ver nuestra reseña de 2014

Ver nuestra reseña de 2012

Ver nuestra reseña de 2011

VALORACIÓN DEL ESPECTÁCULO (del 1 al 10)
Interés: 7
Dirección musical: 7
Voces: 8
Orquesta: 7
Coro: 7
Programa de mano: 8

Teatro Real
I DUE FOSCARI
(LOS DOS FOSCARI)
GIUSEPPE VERDI (1813-1901)
Tragedia lirica en tres actos
Libreto de Francesco Maria Piave, basado en la obra de teatro The Two Foscari (1821) de
Lord Byron
Estrenada en el Teatro Argentina de Roma el 3 de noviembre de 1844
Estrenada en el Teatro Real  el 13 de marzo de 1852
Ópera en versión de concierto

Director musical – Pablo Heras-Casado
Director del coro – Andrés Máspero
Asistente musical – Nino Sanikidze

Reparto
Francesco Foscari – Plácido Domingo
Jacopo Foscari – Michael Fabiano
Lucrezia Contarini – Angela Meade
Jacopo Loredano – Roberto Tagliavini
Barbarigo – Mikeldi Atxalandabaso
Pisana – Susana Cordón
Miembro del Consejo de los Diez – Miguel Borrallo
Siervo del dux – Francisco Crespo

Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real
Duración aproximada – 2 horas y 20 minutos
Actos I y II: 1 hora y 20 minutos
Pausa de 25 minutos
Acto III: 35 minutos
Fechas, 12, 15, 18 de julio de 2016, 20.00 horas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído