Conmoción en el mundo de la música

Muere George Michael a los 53 años

Cantante, compositor e icono del pop de los 80

Con gran tristeza podemos confirmar que nuestro amado hijo, hermano y amigo George falleció tranquilamente en casa durante el período de Navidad

El cantante londinense George Michael ha muerto este domingo en su casa a los 53 años de edad, «pacíficamente en su domicilio», según ha confirmado su publicista a la BBC. La policía no ha encontrado indicios de circunstancias sospechosas en la muerte.Michael fue vocalista en el grupo Wham! y se convirtió en un icono del pop especialmente durante la década de los 90, cuando comenzó a cantar en solitario. A lo largo de toda su carrera, vendió más de 100 millones de discos. Sus problemas con las drogas y sus escándalos sexuales le convirtieron en un personaje habitual de la crónica social y de los tabloides sobre todo en su país.

«Con gran tristeza podemos confirmar que nuestro amado hijo, hermano y amigo George falleció tranquilamente en casa durante el período de Navidad», dijo su publicista Connie Filippello en un comunicado. «La familia ruega que su privacidad sea respetada en este momento difícil y emotivo», reza la nota difundida tras la muerte del famoso cantante, según recoge Informalia hoy 26 de diciembre de 2016.

El nombre real de Michael era Georgios Kyriacos Panayiotou. En 2011, Michael se vio obligado cancelar varios conciertos al ser ingresado por una grave neumonía y llegó a temerse por su vida. Este mes se había anunciado que el productor y compositor Naughty Boy estaba trabajando en un nuevo álbum con el artista.

George Michael se hizo famoso en los 80 junto con su amigo de la infancia Andrew Ridgeley con el que formó el dúo Wham! Tras abandonarlo, Michael inició su carrera en solitario.

25 porros al día

En junio de 2015 saltaban las alarmas después de que se supiera que George iba a tratarse y a buscar en los profesionales solucionar sus problemas de adicción. El cantante ingresó en junio de 2015 en la clínica de desintoxicación suiza de Kusnacht Practice de Zollikon para tratar sus vicios, tal y como confirmó un amigo suyo, que prefirió no entrar en detalles sobre el tipo de sustancias que estaba consumiendo.

«No está bien. No puedo decir más, pero solo deseamos que se recupere», declaraba entonces su amigo, Jake Panayiotou, al periódico The Sun. Este rotativo publicó que el cantante venía consumiendo hasta 25 porros de marihuana hasta su momento de su ingreso.

«Todos hemos estado muy preocupados por George. El aviso ha sido muy claro: Busca ayuda o morirás. Nadie sabe la extensión de sus problemas o qué es lo que pasa de puertas para adentro, pero todos los que estamos cerca de él queremos saber que está buscando ayuda profesional y que no encara esto solo», declaraba este amigo.

Gilson Road es la calle del barrio de South Kensington, en Londres, donde ha fallecido George Michael este domingo. Se trata de una mansión tipo victoriano, que hace esquina con The Boltons. Allí vivía hasta este día de Navidad Geórgicos Kyriacos Panaylotu. Algunas veces salía a andar o pasear sus perros por los alrededores aunque muy de vez en cuando.

Pero cuando abandonaba la residencia nadie le reconocía. Había engordado mucho y llevaba media barba. Tenía miedo a los paparazzi.

La clínica de rehabilitación suiza fue la Kusnacht Practice, en Zolikon. Por el tratamiento pagó cerca de cien mil euros, según se publicó. Decidió internarse después de sufrir un colapso en su casa y ser trasladado al hospital más cercano de Kensington.

Su sobrina Jackie Georgiou dijo que su tío casi se había ahogado en su propio vómito. Por suerte, en esa ocasión estaba despierto.

George Michael volvió a su mansión de South Kensington hace unos meses donde, según se publicó, trataba de recuperarse de la depresión que le produjo romper con su novio de tantos años, Kenny Goss.

Desde que hace siete años su fuerte adicción a las drogas, convirtiera su vida en un infierno con detenciones incluidas no ha levantado cabeza. Todo empezó al estrellar su Range Rover con un árbol no lejos de su casa. Fue condenado por un tribunal a ocho meses de cárcel -sólo cumplió cuatro- y le quitaron el carnet por cinco años. Quizá por ese accidente, Kenny Goss, su pareja durante los últimos 15 años, lo abandonó definitivamente. Pocas semanas después, en el año 2011, durante su última gira, llamada Symphonica, tuvo que ser ingresado en un hospital de Viena, con una severa neumonía. El propio Michael dio las gracias a los médicos de Viena y dijo haberse salvado de milagro.

Había necesitado una toracotomía y estuvo en coma varios días. Otro accidente, esta vez en la autopista M1 de Londres, acabó con su coche hacia el vacío. En aquella ocasión ingresó en el hospital con una fuerte conmoción en la cabeza.

George Michael había admitido antes de su muerte que si no fuera por el apoyo de su ex novio, Kenny, el suicidio podría haber sido una «posibilidad muy fuerte», según ha publicado The Sun después de conocerse la muerte del cantante de origen griego.

El periódico afirma que a pesar de su separación, Kenny estaba a su lado cuando George fue hospitalizado en Viena por abuso de sustancias en 2011.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído