"Cantaré hasta que la ciática me lo permita"

Julio Iglesias: «Algunas generaciones de españoles me han tomado por gilipollas»

Acaba de lanzar su primer disco de duetos, con artistas como Sabina, Calamaro o Plácido Domingo

Julio Iglesias: "Algunas generaciones de españoles me han tomado por gilipollas"
Julio Iglesias. JO

Tengo que cuidarme a mis 73 años y más después de un accidente grave que tuve

A Julio Iglesias (Madrid, 1943) le han formulado una y mil veces las mismas preguntas, pero él siempre brinda una nueva respuesta.

Conversador insaciable, mantiene intacta su maquinaria de generar titulares y eso es de agradecer cuando uno desenfunda la grabadora.

Y estos días, con motivo del lanzamiento de su primer disco de duetos, ha dado entrevistas a granel.

A ‘El País’, ‘ABC’ y un monton de medios y casi siempre con el mismo formato: desde Miami y por teléfono, sin cortarse un telo ni poner límites.

El cantante lleva varios días con la oreja pegada al teléfono para presentar a la prensa su nuevo disco «México y amigos», un álbum homenaje a la música mexicana que tiene como invitados a Pablo Alborán, Joaquín Sabina, Calamaro, Thalía o Plácido Domingo entre otros, con quienes canta a dúo.

Aquí, a botepronto, hemos sacado de todos ese material algunas de sus frases más geniales:

  • «Yo me levanto regular con 73 años, pero al cabo de una hora ya me siento como si tuviera 18. Mi cabeza sigue joven y por tanto mi cuerpo está bien. Si el cuerpo manda en la cabeza, la salud se va a la mierda».
  • “Mira, yo soy como soy. Es decir, he pasado por gilipollas para algunas generaciones, pero a lo mejor ahora ya no lo soy tan gilipollas porque, cuando me dan un vino, sé si es blanco o tinto, incluso a veces sé si es uno del 82 o del 61. Si me hablan de Sófocles, también puedo hablar de Platón. Si me hablan de Kant, te hablo de lo que quieras. Puedo hablar de China y de su geografía, del chino y del mandarín. Puedo entender cosas que antes no entendía o que a lo mejor para mí antes no existían. Yo entiendo la cultura de los ojos de mucha gente. Es decir, yo puedo empezar en Helsinki y terminar en China, mientras he pasado por 40 países. Y eso culturalmente es muy rico. Si he pasado por pijo, pues bendito sea. Seguramente era menos pijo de lo que parecía”.
  • “Yo tengo una cercanía con la cultura musical en América Latina, pero, en realidad, mi actividad no deja de ser igual de importante que en otros sitios. Yo canté hace ya 30 años en China, o en Japón. La lingüística es más afín en América Latina, y buenos días son buenos días en el mismo idioma, pero también se puede decir buenos días con los ojos. La seducción es la combinación perfecta entre la cabeza y el alma. Nadie seduce a nadie sino se seduce a él antes. Yo cuando miro a la cámara estoy diciendo cosas. Hablo de los años pasados, pero también de los que están por venir”.
  • «Tengo energía. Soy como una especie de vampiro, la sangre que me da la gente me fortalece continuamente y me hace tratar de ser mejor. Los artistas tenemos la responsabilidad de crecer como el público quiere que crezcamos».
  •  «Soy propenso a la ciática, pero no me quiero operar. De vez en cuando las lumbares se enfadan y me dan un dolor terrible. Hace dos años estuve tres meses sin cantar, pero ahora estoy fenomenal. Cantaré hasta que la ciática me lo permita».
  •  «A Donald Trump deben juzgarlo los americanos, yo prefiero hablar sobre mi país».
  •   «Cómo no voy a amar a España. La llevo tan dentro que es como si estuviera de parto cada día».
  • “Tengo muchos miedos, pero también risas y alegrías. Pero una cosa digo: yo nací del miedo, nací de una cesárea. A los 19 años me quedé paralítico, así que el miedo ha sido mi compañero toda la vida. Pero, si hay que ganarle al miedo, le gano. Al tiempo no le gano, pero al miedo sí le gano. Cada vez que el país me ha criticado, he aprendido. Todas las críticas me han hecho más grande. Absolutamente todas. He sido como Ronaldo en el Bernabéu. Las críticas me han hecho meter más goles”.
  • «El que corrompe a la cárcel, sin más explicaciones. No debe haber tanta complicidad entre todos los partidos. La corrupción existe en el mundo entero, no vamos a decir que España es el país más corrupto, sino que forma parte de una corrupción universal, que puede producir una gran rebelión de los pueblos en el futuro».
  • “¿Qué quieres que te diga? ¿Te cuento la portada de EL PAÍS de ayer? ¿O la de El Mundo? ¿O la de Abc o La Razón? ¿O te digo lo que ha dicho Antena 3 o Telecinco? ¿Qué quieres que te cuente? Yo no vivo al margen de nada ni de ningún lugar. Y menos de mi país”.
  •  «No soy un seductor, soy un flaco desgarbado con una cabeza mágica».
  •  «Claro que Isabel Preysler y yo somos amigos, tenemos tres hijos en común, me llama, la llamo, me preocupa y estoy feliz de que sea feliz. Hablamos cada cinco o seis meses».
  • “Estoy seco. Hasta los 40 ó 35 años me estiré como un árbol alto, lleno de frutas, de hojas y de vida, pero luego me quedé ahí y apliqué disciplina. La disciplina mata al carácter, pero es necesaria y más a mi edad. Tengo que cuidarme a mis 73 años y más después de un accidente grave que tuve. Estoy en un punto en el que necesito disciplina. Me condiciona pero no en un punto negativo sino en un punto que sé que tengo que estar más fuerte, que tengo que hacer más deporte y comer mejor. Pero, como todo en esta vida, todo gira en torno al éxito y yo lo he tenido”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído