LAS COSAS DE LOS GUAPOS, RICOS Y FAMOSOS

Miguel Bosé sale del armario y con dolor: «Se acabó, ya no podré acariciar a mis hijos»

Miguel Bosé sale del armario y con dolor: "Se acabó, ya no podré acariciar a mis hijos"
La familia de Miguel Bosé y su expareja Nacho Palau. EP

Miguel Bosé (62 años) y Nacho Palau están en plena y feroz batalla legal. Pero también mediática, ya que este 17 de octubre de 2018 salió a la luz que el arquitecto había decidido tomar acciones legales contra el cantante, a raíz de su reciente separación, para «defender y proteger los intereses de sus cuatro hijos«, que ahora mismo viven separados.

Y es que no ha existido un acuerdo ‘amistoso‘ entre ambos, en cuanto a todo lo referido a los mellizos –Tadeo, Telmo, Ivo y Diego– (Este es Nacho Palau, el hombre que ha ocultado Miguel Bosé durante 26 años).

Y dos días después de que se hiciera público que el escultor valenciano Ignacio Palau Medina, pareja del cantante durante 26 años, iba a emprender acciones judiciales contra Miguel Bosé ha salido oficialmente del armario (‘Sálvame’: Lydia Lozano la lía al recordar el día que Kiko Hernández conoció a Miguel Bosé).

Lo ha hecho, para asombro de tirios y troyanos, en la redes sociales.

No es que no se supiera o sospechara que es gay, pero él nunca había hablado oficialmente de ello, como tampoco lo había hecho su familia. Hasta esto:

El tuit finaliza con una alusión al desastre medio ambiental que suponen los plásticos, aunque no hay duda de que Bosé lamenta la distancia o la ruptura con sus hijos, los pequeños Yvo y Telmo, aportados a la familia por Nacho Palau.

Estos pequeños son unos meses menores que Diego y Tadeo, los hijos de Miguel Bosé, nacidos de un vientre de alquiler en Estados Unidos, por gestación subrogada.

Complicada y triste situación la de estos cuatro niños, criados como hermanos durante casi ocho años, y separados ahora por la ruptura de sus padres.

Bosé vive con los dos mayores en México, mientras en España están Yvo y Telmo con Nacho, su padre biológico.

Miguel Bosé anunció en 2011 que era padre de gemelos, dos niños, pero dos años más tarde, sorprendió a todos asegurando que sus hijos eran cuatro. Algún medio desveló entonces que en realidad los dos últimos mellizos los aportaba su pareja, aunque no se daba el nombre y la noticia no tuvo apenas repercusión.

Cuando en 2015 Bosé decidió instalarse en Panamá (donde nació), se habló de una posible crisis sentimental, sin nombres, pero la presencia de los cuatro niños en la casa familiar de la capital centroamericana, demostraba que la situación estaba resuelta. Y en 2017, el propio Miguel publicaba una foto con sus cuatro hijos en Disney, los niños aparecían de espalda y con sus nombres en las camisetas que vestían.

La demanda de Nacho Palau para luchar por la reunificación familiar de los niños es jurídicamente complicada pero finalmente revelará quiénes son legalmente los padres de unos y otros, si Bosé comparte realmente la paternidad de los menores, dónde han sido registrados los niños, cuál es su nacionalidad y si deben compartir los padres la manutención de esos niños. La demanda, dice es «para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores».

Explica Martín Alegre en ‘Informalia’ este 19 de octubre de 2018 que la cuestión económica es importante, ya que Bosé pasa aparentemente por un mal momento financiero. Lleva años vendiendo obras de arte, propiedades y dibujos de Picasso que era su padrino. Y además tiene una deuda con Hacienda que le reclama 1,9 millones de euros.

Por otra parte, Migule Bosé es ahora carne de Sálvame, programa que, como es lógico, dedicó varios momentos de su emisión al cantante, como recoge Ecoteuve. Varios contertulios del plató comentaron sus impresiones sobre la noticia y si habían llegado a conocer en persona a Miguel Bosé.

«A mí me lo presentó Lydia (Lozano), a Miguel Bosé», empezó a contar Kiko Hernández, como un comentario más.

«Y se enamoró», añadió Lydia , a quien se supone que le escapó el comentario de su amiga. Kiko Hernández no reacccionó bien ante la (¿remota?) insinuación de que había habido algo entre él y Bosé.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído