LAS PETICIONES MÁS RARAS DE LAS CELEBRIDADES

Un masajista de pies o empleados vestidos como minions: las exigencias más grotescas de los artistas

Madonna exige que los muebles de su casa vayan con ella a todas partes

Un masajista de pies o empleados vestidos como minions: las exigencias más grotescas de los artistas

Muchas celebridades son de lo más extravagantes y solicitan en sus contratos cosas de lo más extrañas. La fama, en algunas ocasiones, se les sube a la cabeza y se creen con el poder de hacer prácticamente cualquier solicitud.

Con contratos millonarios, algunas veces las celebridades abusan por completo de los trabajadores que están a su servicio y hacen las demandas más locas. 

Es el caso de la estrella de cine Queen Latifah que durante la promoción de la película ‘Girls Trip’ con Jada Pinkett-Smith, la actriz creó una cláusula ‘anti-muerte’ en su contrato. Lo que quiere decir que hasta 2017, en muchas de sus películas, sus personajes morían. Pero, con la opción de dejar abierta la opción de crear una secuela Latifah fijó que desde entonces la condición de sus contratos es que veta que sus personajes mueran.

La cantante Mariah Carey realizó una larga lista de solicitudes para sus conciertos en Las Vegas. La diva pop fue un auténtico quebradero de cabeza para sus empleados ya que hacía solicitudes de lo más grotescas como una manicura en mitad de la noche o solicitar que los trabajadores se vistieran de minions para sus hijos, sin que a cambio recibieran una compensación económica.

Las locas peticiones de Madonna y Christina Aguilera

También Christina Aguilera pidió que el canal NBC que le pusieran un masajista durante las grabaciones de la versión estadounidense de ‘La Voz’. Lo cierto es que la cantante pasaba la mayor parte del programa sentada. En esta producción, también exigió que fuera solo filmada en planos que le favorecían e incluso llegó a parar las grabaciones más de una vez cuando tenía la sensación de que esa toma no estaba siendo correcta.

Madonna solicita por contrato alojamiento para su acompañamiento, que puede llegar a 200 personas, por lo que un concierto de la reina del pop supone un gran esfuerzo logístico por parte de la producción. Sin duda, la solicitud más extraña de Madonna tiene que ver con el mobiliario de su casa. Mientras que algunas estrellas piden los mejores alojamientos, la autora de ‘like a virgin’ exige que los muebles originales de su casa sean desplazados allá donde va.  

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído