La cancelación oficial está en el aire pero todo apunta a que EL MADRID PURO REGGAETON no se celebrará

Bestial ‘pollo’ en el Metropolitano: la Comunidad de Madrid no autoriza la celebración de un festival por la falta de seguridad

La organización sigue insistiendo para intentar celebrar el evento

Daddy Yankee
Daddy Yankee PD

El 15 y el 16 de julio tendría que celebrarse en el estadio Civitas Metropolitano de la capital el festival Madrid Puro Reggaeton, en el que actuaban grandes artistas como Eladio Carrión, Natti Natasha y Daddy Yankee, este en su último concierto en la capital antes de retirarse de la música. Pero el 14 de julio por la noche se publicó la noticia de una posible cancelación del evento por la falta de medidas de seguridad.

Ese anunció dejó en vilo más de 35.000 personas que esperan una decisión oficial por parte de la organización sobre si finalmente se podrán celebrar los conciertos. Al poco tiempo circuló por las redes un comunicado atribuido a la empresa organizadora que explicaba lo acontecido, pero no dejaba nada en claro.

El viernes 15 de julio, la Comunidad de Madrid publicó un comunicado en Twitter donde justificaba su negativa a la celebración por la mala presentación de los documentos y los pocos planes de seguridad.

La Policía Nacional habría desaconsejado la celebración del festival por contar con un plan de movilidad que no se ajusta al recinto en el que se iba a hacer, impuntualidad a la hora de entregar los documentos o por la inexistente reunión previa de Seguridad en Delegación del Gobierno para establecer el oportuno dispositivo de seguridad, entre otros problemas.

Todo esto ocurre dos días después de que el evento cambie de sede, hasta hace una semana el lugar que acogería los conciertos era la Caja Mágica. El miércoles 13 de julio anunciaron el cambio al estadio del Atlético de Madrid.

Los asistentes incendian las redes

La empresa organizadora inhabilitó su página web al poco de saltar las alarmas, solo era posible comprar entradas. De la misma forma reconfiguraron su cuenta de Instagram para que los afectados por la mala gestión no pudieran exponer sus críticas. El mismo 15 de julio, el festival trasladó un comunicado, ya filtrado, que no aclaraba la situación del evento.

En ese documento echaban balones fuera y seguían afirmando que entregaron todos los documentos necesarios. Además, responsabilizaban a la Comunidad de Madrid:

«Se ha presentado un completo plan de seguridad y emergencias para la buena marcha del evento dentro de los límites del recinto, pero la Comunidad aduce que se ha entregado fuera de plazo. Si los plazos se han excedido por parte de la promotora, se ha debido exclusivamente a que la Administración ha solicitado más y más documentación, y el equipo del festival ha necesitado tiempo para satisfacer estas peticiones».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído