José Ignacio Tellechea cura, humanista, historiador

El ‘método Tellechea Idígoras’ pervive

Se presenta la Fundación que divulgará la obra del historiador

La nueva fundación quiere mantener vivo el estilo de un historiador que aunaba formación espiritual e intelectual

Cuenta Mikel G. Gurpegui en Diario Vasco que el historiador, humanista y sacerdote donostiarra José Ignacio Tellechea Idígoras falleció en marzo del año pasado. Su obra, y hasta su método de trabajo, no van a caer en saco roto. Desde marzo de este año ya funciona la fundación que lleva su nombre, que se presentó ayer en Donostia y de la que ya surgen frutos. El día 26 de este mes comenzará el primer curso del Aula José Ignacio Tellechea Idígoras y el mes que viene se publicará el primer volumen de sus obras completas.

El objetivo de la Fundación José Ignacio Tellechea Idígoras está claro: «divulgar y hacer presente en la sociedad de hoy la persona, obra y valores del insigne humanista donostiarra». Presidida por Xoán Manuel Neira, la fundación tiene entre sus miembros a José Barroso, Félix Maraña, Ignacio María Letamendi, María Teresa Zulaica y Mari Ángeles Tellechea, hermana del fallecido.

Tres ciudades

La fundación, constituída en La Coruña por ser de allí su presidente pero con domicilio social en San Sebastián, quiere desplegar su trabajo en tres localidades distintas. En Salamanca, porque fue allí donde Tellechea Idígoras dearrolló su actividad docente, como catedrático de Historia de la Iglesia en la Universidad Pontificia.

En Toledo, porque allí fue cardenal Bartolomé de Carranza, el hombre acusado de herejía al que Tellechea Idígoras dedicó largos estudios (plasmados en ocho libros). La fundación está promoviendo la creación, en el Instituto Superior de Estudios Teológicos San Ildefonso de Toledo, de una cátedra especializada en la historia del siglo XVI y que llevaría el nombre de José Ignacio Tellechea Idígoras.

El tercer ámbito de actuación de la fundación será, lógicamente San Sebastián. La ciudad en la que nació, en 1928, y falleció, en 2008. La ciudad a la que también dedicó parte de su investigación histórica, a través del Instituto Doctor Camino de Historia Donostiarra, que fundó y presidió. «En la ciudad le tenían como el hombre que cruzaba los semáforos en rojo, porque siempre estaba ocupado», recuerda Maraña.

En San Sebastián, gracias a un convenio con la Kutxa, nace el Aula José Ignacio Tellechea, un encuentro con carácter anual que se centrará en el aspecto más humanista del recordado. El primer curso del aula se celebrará entre el 26 y el 30 de este mismo mes, lógicamente en la Biblioteca Doctor Camino.

Humanismo y construcción de la persona en la obra del profesor Tellechea será el título del seminario, para el que está abierto el plazo de matrícula. El curso, con vocación interactiva, se articulará en lecciones magistrales a cargo de ponentes como el sociólogo Javier Elzo pero también en debates, talleres de lectura y hasta un cine-club con Calle mayor, de Bardem, como testimonio de la sociedad española en los años 50 y 60.

Con otros ojos

La nueva fundación quiere mantener vivo el estilo de un historiador que aunaba formación espiritual e intelectual y que, según comentó Félix Maraña, «miraba con otros ojos. Rastreó por archivos que habían estudiado otros investigadores pero que él sabía mirar de otra manera».

De ahí que se hable del método Tellechea Idígoras, que en palabras de José Barroso «se basaba en tres dimensiones, ciencia, conciencia y verdad. Ciencia, porque aplica un método con rigor científico. Conciencia, porque hay vivencia, diálogo crítico con los documentos desde una dimensión personal. Y la verdad, en tanto que nos enseña y es auténtica».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído