Avalan la postura mantenida desde hace años por FERE

Los obispos dan marcha atrás y exigen «un hueco» en el Pacto Educativo

Rouco: "el Estado no puede ser el dueño monopolizador" de la Educación

Los obispos dan marcha atrás y exigen "un hueco" en el Pacto Educativo
Rouco inauguró el curso en la Upsa

Hay que contar con toda la sociedad

La Conferencia Episcopal parece haber dado marcha atrás en su otrora clara estrategia beligerante en materia educativa. Así, tras participar en las manifestaciones contra la reforma educativa y llamar a la desobediencia civil respecto a Ciudadanía, los obispos quieren ahora reclamar su lugar -«un hueco», en palabras del cardenal Rouco Varela- en el futuro Pacto Educativo auspiciado por el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Una vuelta al diálogo que, por parte de la Iglesia, jamás han perdido instituciones como FERE-CECA y la Confer, y que alberga esperanzas para un futuro educativo basado en el acuerdo y no en el conflicto.

Si durante la pasada Comisión Permanente, los obispos reconocieron la necesidad de un pacto educativo a nivel estatal, en el que la Iglesia católica estuviera representada, y el propio obispo de Segorbe-Castellón y responsable de la Comisión de Enseñanza de la CEE, Casimiro López Llorente, hablaba en la revista de las Escuelas Católicas sobre esta posibilidad, ayer fue el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, quien reclamó el derecho de la Iglesia, los padres y «todas las realidades afectadas» a formar parte del citado pacto

Durante la inauguración del curso en la Universidad Pontificia de Salamanca, Rouco Varela apeló a que «el Estado no puede ser el dueño monopolizador de la educación», reivindicando la necesidad de contar «con toda la sociedad» y no sólo «a través de simples y puros instrumentos políticos, sino a través del diálogo y del debate social«.

Para el cardenal Rouco Varela, no es posible abordar esta cuestión tan sólo desde la perspectiva de los partidos y sin contar con los padres de familia, que en definitiva son «los directamente afectados por el pacto escolar». En este sentido, el presidente de la Conferencia Episcopal fue muy claro al señalar que tal y como está concebido el pacto en este momento no representa a los verdaderos actores implicados en la Educación.

Ya este verano, durante el encuentro organizado por Comunión y Liberación en Rimini, Rouco Varela hizo una petición a los objetores de conciencia, señalando que la Iglesia católica no iba a hacer un llamamiento a la desobediencia civil.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído