"Hemos privado a la mujer de la conciencia de ser madre"

Usar, tirar y olvidar…

Santiago Agrelo denuncia: "Seres humanos tratados como material biológico desechable"

Las precederá y las esperará, obstinado y fiel, el Amor que es Dios

Santiago Agrelo.-Recuerdo visitas entrañables, en la vieja cárcel de Santiago, del fraile apenas joven a aquella reclusa madura y maternal que, según pude entender, estaba allí porque a pobres mujeres las ‘ayudaba’ a malparir. Mi amiga era una paradoja, pues aunaba en su carne lo materno y el malparto.

Soy viejo lo suficiente para recordar las primeras ‘batallas’ sociales a favor del aborto. Entonces, los que promovían su despenalización, como si ellos fuesen también madres en apuros, la justificaban por los problemas que determinados embarazos podían acarrear a la mujer.

Para leer el artículo completo, pinche aquí

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído