Las aportaciones serán canalizadas a través de Cáritas

«Un día de salario»

El obispo de Orense propone destinar un día de su salario para las familias sin recursos

Cáritas tiene previsto repartir más de 80.000 euros en concepto de ayuda

Cuenta A. Rodríguez en La Región que la Diócesis de Ourense acaba de proponer a los fieles que destinen lo que cobran en un día dentro de su salario mensual para entregárselo a las familias sin recursos económicos. La donación, según el presidente de Cáritas, Miguel Pérez de Juan, sería ‘un gesto de solidaridad con las familias afectadas por la crisis’. Las donaciones serán canalizadas a través de Cáritas para ser entregadas en Navidad. El Obispado pretende aliviar así la mala situación económica que atraviesan más de un millar de hogares.

Un día de salario‘. Así se llama el nuevo programa que acaba de poner en marcha la asociación religiosa Cáritas para aliviar la situación económica de las familias con escasos recursos, al quedar sus miembros sin trabajo debido a la crisis económica y no perciben la prestación por desempleo.

La iniciativa la promueve el Obispado de Ourense y consiste en que todas aquellas personas que no están atravesando apuros económicos retiren lo que ganan en un día de su sueldo mensual y el dinero lo entreguen, en el caso de la ciudad, en la sede de Cáritas en la plaza de Bispo Cesáreo, ‘cómo gesto de solidaridad con las familias afectadas por la crisis’, explicó el presidente de Cáritas, Miguel Pérez de Juan.

Con este nuevo programa, el colectivo religioso incrementa sus esfuerzos en la lucha contra la pobreza dentro de la provincia. Hace un mes, Pérez de Juan ofertó 22 apartamentos en la calle Rafael Dieste de la ciudad para que los ocuparan, en régimen de alquiler, familias sin recursos por 150 euros al mes.

Cáritas también tiene en marcha un ropero y reparte alimentos entre los más necesitados, además de disponer de viviendas para cobijar a mujeres maltratadas, inmigrantes y los reclusos que, una vez puestos en libertad, no disponen de hogar.

Durante este año, el colectivo tiene previsto repartir más de 80.000 euros en concepto de ayuda para que familias sin recursos paguen el alquiler de sus viviendas, luz, agua e incluso hipotecas. ‘Cada vez son más las familias que solicitan ayuda. Las peticiones en todos los servicios que prestamos aumentaron más de un 35% con respecto al 2008′, lamentó Pérez de Juan.

El dinero recaudado a través de ‘un día de salario’ será canalizada a través de Cáritas con el objetivo de repartirlo durante la Navidad. Las previsiones de la asociación pasan por aliviar la situación económica que atraviesan un millar de familias.

Los beneficiarios acreditarán su situación

El programa ‘un día de sueldo’ abarca a toda la provincia. Según dio a conocer el Obispado, las aportaciones deben ser entregadas en las distintas asociaciones de Cáritas parroquiales. La campaña se enmarca dentro de la ‘progamación diocesana’ para el próximo año. Los beneficiados tendrán que aportar documentación que acredite su situación económica, que será revisada por los técnicos del colectivo, que, además, harán un seguimiento de cada familia beneficiada. El colectivo, según Miguel Pérez de Juan, tiene previsto hacer pública antes de fin de año la cifra del dinero recaudado y el número de hogares a los que fue a parar el dinero.

La asociación Cáritas también está realizando un estudio sobre la pobreza en la provincia y otro en la ciudad. Con el primero se trata de averiguar el número exacto de personas que residen solas y malviven con pagas que están entre los 400 y los 500 euros, además del número de familias que sobreviven con menos de 600 euros al mes, servicios de que disponen y como es su trascurrir cotidano.

El que se está realizando en la ciudad afecta mayoritariamente al barrio de O Couto, al ser uno de los lugares que más inmigración recibió en los últimos diez años. Cáritas intenta conocer la realidad económica de la mayoría de estas familias, servicios de que disponen, en que trabajan y sus formas de vida.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído