José Sánchez: «La emigración ayudará a la vieja Europa»

El obispo de Sigüenza aboga por una Iglesia más tolerante para unirse a los inmigrantes

"Es necesario que puedan practicar su fe como si estuvieran en casa"

El obispo de Sigüenza aboga por una Iglesia más tolerante para unirse a los inmigrantes
José Sánchez y Martínez Sacristán, en Zamora

Con el Islam es más complicado el diálogo, pero también hay que afrontarlo

El obispo de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez González, respaldó ayer en Zamora una nueva actitud de la Iglesia ante el fenómeno social de la inmigración en España. «La Iglesia tiene que saber acoger y asumir esta realidad, atendiendo a que eso le enriquece tanto humana como espiritualmente». Por ello, el obispo abogó por una Iglesia «más plural, tolerante, dialogante y servidora». Lo cuenta B. Blanco en La Opinión de Zamora.

Para el primer ponente de las Jornadas Diocesanas 2011, dedicadas a la inmigración, y que contaron con la presencia del obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, uno de los puntos importantes de esta nueva situación social para la Iglesia es «fomentar el diálogo ecuménico, que para nosotros era bastante desconocido hasta ahora, porque España siempre había sido un país mayoritariamente católico y sabíamos que existían protestantes, ortodoxos o anglicanos por el estudio de la Historia, nada más», precisó.

Por otra parte, recordó que el fenómeno de la inmigración «nos concierne a todos. No sólo a la economía, aunque tenga causas y consecuencias económicas, ni a la Administración. También a la Iglesia y a cada cristiano, que tienen que responder con sus estructuras y con la adaptación a este nuevo momento».

A este respecto, Sánchez González indicó que la Iglesia se ha ido acomodando con nuevos servicios, como el dispensado por Cáritas Diocesanas, «que es una de las instituciones que tiene mucho que ver con la atención al inmigrante». Además, las propias parroquias ya están integrando a los inmigrantes en la comunidad, «admitiendo también sus aportaciones, su cultura o su manera de expresarse. Para nosotros también es importante que sean integrados para poder practicar su fe como si estuvieran en casa, porque ahora esta es su casa».

Un beneficio a largo plazo que conlleva la inmigración, que se ha multiplicado por cinco en los últimos diez años, es, según el obispo de Sigüenza-Guadalajara, que ayudará a la actual «Europa envejecida, porque ahora no nacen apenas niños y cuando pase esta actual crisis se necesitarán brazos jóvenes que hagan el trabajo que nuestros niños y jóvenes no podrán hacer, porque no los habrá».

Por todo ello, José Sánchez González invitó a toda la sociedad a asumir este fenómeno que ya es toda un realidad y «acostumbrarse a entendernos en distintos idiomas y a que nuestras comunidades pierdan su cultura única. Ya se ha pasado de una acogida a una comunidad que lleva diez años en nuestro país, así que es hora de pasar de lo asistencias a darles un papel en esta sociedad», sugirió.

Consciente de que es una labor difícil, José Sánchez González apuesta por un diálogo con todas las religiones presentes en la actualidad en la sociedad española a raíz del fenómeno de la inmigración. «Con el Islam es más complicado el diálogo, pero también hay que afrontarlo», reconoce. La clave de esta nueva mentalidad está en «cambiar el chip de la Historia, y dejar de verlos como los enemigos, sino como los vecinos que, como nosotros, también creen sólo en un único dios».

Aun así, si el diálogo religioso no es posible, al menos hay que intentar «el de la vida, el de la colaboración, siempre en sentido positivo, para saber sacar de este fenómeno de la inmigración lo mejor que puede aportar a la sociedad, que es una nueva oportunidad para todos nosotros», resumió el obispo en su conferencia sobre «Las migraciones en España hoy», ofrecido en el salón de actos del Colegio Universitario.

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído