"Tenemos la llamada a vaciarnos de nosotros mismos para que Cristo sea en nosotros"

Sábado Santo, el día vacío

"El testigo más directo de la resurrección de Cristo fue el sepulcro vacío"

Sábado Santo, el día vacío
El Grito de Munch

El vacío es necesidad para que acontezca la creación, la gracia, el don, la Encarnación y la Redención

(Ángel Moreno, de Buenafuente).- Hoy, Sábado Santo, es el único día del año que no hay acción litúrgica, salvo la Oración de las Horas. Los templos permanecen desnudos, apagados, como sin alma, para expresar el realismo de la muerte de Cristo y su sepultura.

No obstante al misterio que se cierne sobre el abismo que hay después de la muerte, sorprendentemente el vacío es necesidad para que acontezca la creación, la gracia, el don, la Encarnación y la Redención.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído