"En la Iglesia prima la conciencia"

El frío del rechazo

Diga lo que diga Pagola, habrá una parte de la Iglesia que lo mirará con lupa hasta encontrar la paja en el ojo ajeno

El frío del rechazo
Javier Elzo.

"Dentro de la Iglesia, incluso dentro de la jerarquía, al más alto nivel hay concepciones de fondo muy dispares sobre aspectos importantes de la fe, de la Iglesia y de su papel en el mundo de hoy"

(Javier Elzo en Diario Vasco).- El lunes pasado leímos en DV el resumen del documento de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe que parece haber estado en la base de que el obispo de Getafe (donde está ubicada la editorial SM) haya denegado el ‘nihil obstat’ (nada que objetar) al segundo libro de José Antonio Pagola sobre los evangelios. Entre los argumentos aducidos, cita el periodista Pedro Ontoso que, según la Comisión, «para Pagola parece que la confesión de la verdad sobre Cristo resulta bastante irrelevante para la vida cristiana, en la que lo único importante es la actividad liberadora, que parece reducirse al mero alivio de las miserias terrenas».

Eso era el lunes. La víspera, como todos los domingos desde hace no sé cuantos años, podemos leer en la columna de Pagola en DV, el texto ‘Reavivar la memoria de Jesús‘ que comienza así: «La crisis de la misa es, probablemente, el símbolo más expresivo de la crisis que se está viviendo en el cristianismo actual. Cada vez aparece con más evidencia que el cumplimiento fiel del ritual de la eucaristía, tal como ha quedado configurado a lo largo de los siglos, es insuficiente para alimentar el contacto vital con Cristo que necesita hoy la Iglesia».

Remacho la idea de Pagola: la actual forma de vivir la eucaristía «es insuficiente para alimentar el contacto vital con Cristo que necesita la Iglesia».

La contradicción entre los dos textos es evidente. Estoy convencido de que, diga lo que diga Pagola, habrá una parte de la Iglesia que lo mirará con lupa hasta encontrar la paja en el ojo ajeno. Desde el primer folio, escribe Ontoso, los censores encuentran «una serie de ambigüedades respecto a enseñanzas básicas de la fe cristiana, e incluso afirmaciones que no se ve cómo puedan resultar compatibles con determinados pronunciamientos de la Iglesia». Llegan incluso a decir, ¡ahí es nada!, que el planteamiento de Pagola «es incompatible con la fe católica». Sin que nadie haya rechazado la fuente y la veracidad de lo que firma Ontoso.

Digámoslo sin ambages: el fondo de la cuestión está en que dentro de la Iglesia, incluso dentro de la jerarquía, al más alto nivel hay concepciones de fondo muy dispares sobre aspectos importantes de la fe, de la Iglesia y de su papel en el mundo de hoy. No se escandalicen. Siempre ha sido así en la Iglesia Católica.

Porque, en ella, prima la conciencia. Nadie puede ir contra su conciencia. También en materia religiosa. Sin olvidar que muchos teólogos que han sido amonestados y condenados, después han sido referenciados por la propia jerarquía en sus documentos oficiales. Claro que, entre tanto, como Pagola ahora, pasan mucho frío. Una vez más, mi abrazo, José Antonio.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído