El único santo católico nacido en Vizcaya

Iceta pide a Roma que considere festivo el día de San Valentín

Algunos fieles piden que sea patrón de Vizcaya en lugar de San IGNACIO

Me gustaría que un vizcaíno fuera patrón de Bizkaia, pero que los dos días fueran festivos no estaría mal

El obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha hecho suya la petición de los creyentes vizcaínos de que la onomástica del único santo católico nacido en el territorio histórico, San Valentín de Berrio– Otxoa, sea considerada día festivo en Bizkaia. «Envié una carta a la Santa Sede en mayo», confirmó ayer tras la celebración de la misa en honor del santo en Elorrio.

El máximo responsable de la Iglesia católica en la provincia precisó que su solicitud pretende que el día de San Valentín «pase de ser de obligada memoria a fiesta». Una fiesta religiosa, ya que, a pesar de la evidente influencia del santoral en el calendario laboral, no es de obligado cumplimiento más allá de la Iglesia. Ayer sí coincidió en festivo, pero por puro azar del calendario: este año San Ignacio de Loyola -31 de julio- cae en domingo.

La ocasión para esta petición la ha brindado el 150 aniversario del martirio del dominico elorriarra, que se cumple este año. «Mi intención es que cada vez tenga más arraigo», señaló el obispo de Bilbao, que, sin embargo, no se pronunció claramente sobre el cambio de patrón en Vizcaya reivindicado por los feligreses. «San Ignacio es patrón por muchos siglos», arguyó.

En cualquier caso, la noticia fue bien acogida por los miembros de la congregación religiosa a la que perteneció San Valentín, los dominicos. «Me parece estupendo, muy interesante», declaró Alberto Ruiz Capellán, defensor de la causa del santo vizcaíno, que apuntaba la posibilidad de alternar la fiesta entre los dos copatrones. «Los estudios canónicos indican que se puede hacer y ya se pidió con motivo de la canonización», recordó. En aquella ocasión se propuso a los jesuitas que cedieran el patronazgo, pero «contestaron muy fríamente».

«La Iglesia tomó entonces una determinación a favor de San Ignacio», señaló el dominico, que subrayó también que para que el cambio se diera hoy «debería haber un movimiento muy fuerte a favor de San Valentín».
Su fuerza está por verse, pero hay algún movimiento. La Cofradía de San Valentín de Berrio-Otxoa, fundada en 2000, ha contactado con la nueva Corporación para dar un nuevo impulso al patronazgo del santo elorriarra. «Hay algunas gestiones en ese sentido. Haremos algo», confirmó ayer la alcaldesa, Ana Otadui, a la salida del acto religioso.

Además de estas palabras, la numerosa representación política en la ceremonia podría interpretarse como un apoyo tácito. Todos los portavoces de la nueva Corporación – PNV, Bildu y PP- coincidieron en la misa con los diputados Juan Mari Aburto y Pilar Ardanza, el exlehendakari José Antonio Ardanza, natural de la villa, y varios alcaldes y concejales del Duranguesado. «Me gustaría que un vizcaíno fuera patrón de Bizkaia, pero que los dos días fueran festivos no estaría mal», apuntó la diputada de Cultura, Josune Ariztondo.

Te puede interesar

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído