"El ateismo indiferente pasa de Dios"

Euskadi, ¿se está haciendo atea?

Cuatro formas de ser cristiano: espiritualista, identitario, sectario y encarnado-histórico

Euskadi, ¿se está haciendo atea?
Euskadi

El 46 % de los jóvenes se dirían católicos, el 5 % creyentes de otra religión y el 45 % ateos. El resto, el 4%, no se pronuncian

(Javier Elzo, en Diario Vasco).- Este martes pasado he abierto un Congreso, en la Universidad Pública de Valencia, sobre ‘El hecho religioso en nuestro contexto cultural’. Entre los materiales que he expuesto hay uno, muy reciente, de ‘Le Monde des Religions’ (LMR) de Septiembre-Octubre del presente año que se abre, en portada, con este titular: «La France devient-elle athée?». Para estas líneas en DV he substituido Francia por Euskadi.

Escribe Chantal Delsol en el citado LMR, pág. 30 que «los ideales y las verdades religiosas han engendrado frecuentemente fanatismos y violencias inolvidables. Después han sido reemplazadas por verdades inmanentes que han engendrado totalitarismos: nazismo, comunismo, maoísmo, etc. y otros dramas. Se ha concluido que la idea de verdad, en sí misma, era terrorista, lo que ha contribuido, como reacción, a la emergencia de una ética atea».

Pero hay diferentes ateismos, añado yo. Distinguiría tres: el ateísmo militante, el filosófico y el indiferente.

El ateismo militante es intolerante y dogmático, el que entiende su verdad no solamente como verdad absoluta sino como verdad que debe imponerla a todos los demás. Es lo que se vivió durante más de 70 años en la Unión Soviética donde encarcelaban y mataban a significados creyentes ortodoxos.

El ateismo filosófico es defendido y propugnado por quienes, tras reflexión, concluyen que no ven razones para afirmar la existencia de Dios. Es una ateismo fruto de la razón defendiendo el ateismo como la forma más razonable de entender la vida.

En fin el tercer ateismo que he definido como ateismo indiferente corresponde a la figura de quien, sea por lo que sea, es «naturalmente ateo». No es ateo como consecuencia de una reflexión que le ha llevado a la negación de Dios. Sencillamente Dios no forma parte de las cuestiones que le preocupen. Pasa de Dios.

Más de uno dirá, y con toda razón, que algo similar cabría decir de los creyentes. De hecho en Valencia propuse una Tipología de cuatro formas de ser cristiano: espiritualista, identitario, sectario y encarnado-histórico. Quizás un día lo comente en estas líneas.

Hoy para cerrar, acorde al titulo propuesto, vayan estas cifras. En Euskadi, según datos del Gobierno Vasco de febrero de 2011, el 46 % de los jóvenes se dirían católicos, el 5 % creyentes de otra religión y el 45 % ateos. El resto, el 4%, no se pronuncian. Dos preguntas. ¿De que ateísmo, mayoritariamente, se está haciendo atea Euskadi?, y ¿qué significa ser católico para los que dicen serlo?

P.D. Este jueves pasado a la tarde, fuera de Euskadi, recibí, en mi móvil, un mensaje de una amiga socialista que ha sufrido mucho estos últimos años con ETA. Decía así: «mensaje de ETA, cese definitivo de actividad armada. Hoy es un buen día». Con esfuerzo (me emocioné mucho) decidí no cambiar el texto que había preparado para este sábado en DV. Pero nos espera trabajar mucho por la convivencia y la reconciliación.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído