El gran continente de la esperanza

Más allá del Papa

El eco de su presencia en África resonará durante mucho tiempo

Más allá del Papa
Un niño de Benin con la bandera del Papa

Dijo cosas, fue mucho más allá de lo que algunos pensábamos en la denuncia del hambre y la injusticia, probablemente abusó de lo políticamente correcto en lo tocante al sida, y a lo ortodoxo en lo referente a la sexualidad

(Jesús Bastante, enviado especial a Benin).- Acabó la ceremonia del domingo en el estadio de la Alegría, y Benedicto XVI tomó el papamóvil -por cierto, traído a Benin por un Hércules de las Fuerzas Armadas españolas- de vuelta a la Nunciatura. Por el camino, miles de motos y de hombres y mujeres a pie le saludaban sin cesar. Aplaudían y cantaban, todo aquello que no pudieron hacer en su plenitud en la misa. El Papa, no tan cansado como el día anterior, saludaba a todos. Lo hacía, pese al inmenso calor, con las ventanas bajadas. Pocos segundos después de la marcha del pontífice, todo Cotonou volvía a ser un hervidero de tiendas, ruido y color. La vida sigue.

Para leer el artículo completo, pinche aquí

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído