Los seres humanos no podemos caminar sin algunas agarraderas

Miga de pan. La humildad ante el Misterio

Si uno cree en la vida eterna, acepta humildemente un misterio que no va a poder explicar

Miga de pan. La humildad ante el Misterio
Una bolita de pan

Podemos rezar en señal de humilde aceptación del misterio de la vida y de la muerte, en reconocimiento de la grandeza de Dios y la limitación de nuestras fuerzas.

(Carmen Guaita).- Me han contado la historia de un buen hombre convencido de que si reproducía el David de Miguel Ángel en una bolita de miga de pan y la colocaba sobre el pedestal de la estatua, nadie notaría el cambio.

Es absurdo, ¿verdad? Pues miren esto otro:

Nadie que sea religioso acude a la filosofía; no la necesita. Nadie que filosofe de verdad es religioso, pues camina sin necesidad de agarraderas, peligrosamente pero en libertad. Así que sé religioso y reza o sé filósofo y piensa, pero sé solo una de las dos cosas según tu naturaleza y tu cultura.

¡Esto lo dice nada menos que Schopenhauer!

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído