El giro es más de pensamiento que de formas

Iglesia y tentación restauracionista

El miedo a lo nuevo se instala con fuerza, provocando la nostalgia

Iglesia y tentación restauracionista
Misa tradicionalista

Cuando falta la imaginación pastoral, todo es recuerdo, añoranza y viejas glorias que acuden al calendario, olvidando, a veces, el espíritu que los movió

(Juan Rubio, Vida Nueva).- No es mala la tarea de restaurar lo que está roto, deteriorado, estropeado, para devolverlo al estado que tenía antes. Hay quienes llaman a este trabajo renovar o reformar, y hay quien le da un sentido más peyorativo.

El restauracionismo nostálgico, que sueña con modelos obsoletos hoy, aunque tuvieran éxito antaño, es un trabajo que mira más al pasado que al futuro y que se instala en la placidez del recuerdo, de aquellos tiempos mejores para criticar el presente y justificar la escasa iniciativa y creatividad para el futuro. Y ningún tiempo pasado fue mejor.

Para leer el artículo coompleto, pinche aquí

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído