Un Dios soidario con el mundo

Navidad en tiempos de crisis

Que esta Navidad sea verdaderamente solidaria y generosa

Navidad en tiempos de crisis
Navidades solidarias

La gracia de la fiesta de Navidad debería ser la de hacernos a todos más solidarios con los que sufren hambre y sed, con los enfermos y los pobres, aquí y en todo el mundo

(Lluís Martínez Sistach, cardenal de Barcelona).- Un año más, estamos ya a las puertas de la celebración de la Navidad. Para los cristianos esta fiesta es la conmemoración del nacimiento del Hijo de Dios en Belén. San Pablo lo dice en la carta a los Gálatas: «Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la Ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la Ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva».

Navidad es una fiesta de la solidaridad, porque es la manifestación de un Dios solidario con el mundo. San Pablo dice en su carta a Tito: «Se ha manifestado la gracia salvadora de Dios con su bondad y su amor a todos los hombres».

El hecho de que en Cristo se haya manifestado la humanidad y la benignidad de Dios nos ha de hacer más humanos. Y no sólo los días de Navidad, sino también todos los días del año. Porque la vocación de la persona humana es sobre todo el amor, el amor recibido y el amor ofrecido. Sólo en esta experiencia la persona humana puede encontrar el sentido más profundo de su vida.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Lo más leído