"Ministros ordenados", propuesta de Lobinger

Protagonismo de la comunidad

Esa tarea no será un privilegio, sino un servicio a la comunidad

Protagonismo de la comunidad
Ministros ordenados

Que no vengan de fuera. Porque de este modo podrán sentirse más cercanos a los hermanos, más implicados, más identificados con ellos, sin barreras y sin distancias

(José Manuel Bernal).- Al hilo de la propuesta de Fritz Lobinger en su libro sobre los «Ministros ordenados« voy a intentar acercarme a uno de sus puntos más centrales. Es una de las bases de su sorprendente propuesta.

En su planteamiento el eje del proyecto es la comunidad local. De ella surge el problema que se pretende resolver. Porque es en el marco de las comunidades locales, sobre todo en la diáspora y en el campo, donde se siente más al vivo la ausencia de presbíteros, donde las comunidades locales se sienten más desatendidas, donde se percibe con más agudeza el riesgo de no poder reunirse para celebrar la eucaristía dominical.

En este contexto se sugiere la posibilidad de que la comunidad misma, debidamente informada y motivada, elija de entre los miembros de la misma a quienes puedan, en su momento, asumir el encargo de atender, servir y dirigir la marcha de la comunidad. Para el obispo Lobinger es fundamental que los ministros ordenados, quienes van a servir a la comunidad, sean extraídos de la misma comunidad. Que no vengan de fuera. Porque de este modo podrán sentirse más cercanos a los hermanos, más implicados, más identificados con ellos, sin barreras y sin distancias.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Lo más leído