"Solo quien busca ese Rostro y anda ese Camino se redime y se salva"

Ni salvados, ni redimidos II – (¡Pero SÍ en camino!)

"Toda la compleja doctrina eclesial, los sacramentos,...se convierten en árboles que no dejan ver el bosque"

Muchas personas terminan por huir de esa confusa floresta que les aprisiona y confunde.

(Jairo del Agua).-Alguien, hambriento de testimonios reales, me ha preguntado: ¿Y tú, ínfimo y efímero predicador, te sientes redimido? Y he tenido que retratarme: ¡Me siento en camino! ¡Por la gratuidad de Dios y mi total adhesión a ella!

Porque la Redención consistió y consiste en la revelación de un Rostro (la meta) y un Camino (los medios para llegar). Solo quien busca ese Rostro y anda ese Camino -consciente o inconscientemente- se redime y se salva, es decir, se realiza como ser humano y encuentra el sentido de su vida. Así de simple.

Toda la compleja doctrina eclesial, los sacramentos, las liturgias, las oraciones y las celebraciones… o son exactamente para eso o se convierten en árboles que no dejan ver el bosque. Muchas personas terminan por huir de esa confusa floresta que les aprisiona y confunde. Otras van decayendo lentamente ante una religión que somete y no alimenta.

Para leer el artículo completo, pinchar aquí Ni salvados, ni redimidos II – (¡Pero SÍ en camino!)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído