Nuestra rígida ignorancia religiosa

Ni salvados, ni redimidos III – (¿Por qué se hizo hombre?)

"Las doctrinas o las afirmaciones grandilocuentes NO salvan"

Ni salvados, ni redimidos III - (¿Por qué se hizo hombre?)
Dios hecho carne

La rígida y acrítica fidelidad de los santos a "lo establecido" les impidió preguntarse: ¿Qué "dios" se alimenta de dolor y sangre?

(Jairo del Agua)- Durante siglos nos han enseñado que el pecado del hombre causó una ofensa infinita a Dios. Siendo el hombre un ser finito, no podía reparar esa ofensa infinita. Era preciso alguien infinito para satisfacer el honor de Dios. Por otro lado, al haber sido cometida la ofensa por el hombre, tenía que ser reparada por un hombre. Eso explica que Jesús (Dios y hombre) se encarne, muera y merezca con su muerte (sacrificio con valor infinito por tratarse de un ser infinito) la reconciliación con Dios. Al quedar pagado el justiprecio por todos nuestros pecados, quedamos redimidos y los cielos abiertos.

Para leer el post completo, haga click aquí.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído