Momentos de calma y espíritu

Día de reflexión en familia

"Cada hijo interviene, aporta, escucha, pregunta, discute"

Día de reflexión en familia
Vigilia de oración

Antes de terminar, hacemos un examen de conciencia y sacamos conclusiones para la vida práctica

(Josemari Lorenzo).- Desde hace bastantes años practicamos en nuestra casa el «retiro mensual». Dicho así suena a «algo». En realidad, nada tan sencillo. El padre de familia prepara el tema con anterioridad, y redacta una serie de preguntas en torno a él. Solemos elegir las primeras horas de la tarde de un sábado. El acto comienza con una oración y un silencio. Sigue la exposición del tema. Reflexionamos y después dialogamos sobre el mismo. Cada hijo interviene, aporta, escucha, pregunta, discute. Es importante que las ideas clave todos los miembros de la familia las entiendan bien. Antes de terminar, hacemos un examen de conciencia y sacamos conclusiones para la vida práctica. Una oración con peticiones al Señor, por parte de cada miembro familiar, es la despedida. Nunca sobrepasar las dos horas el conjunto de todo.

Para leer el artículo completo, pinche aquí

 

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído