Andrés Ortiz-Osés

Elogio del estío

El calor es el color de la vida y del amor, el fuego y el sol

Elogio del estío
Andrés Ortíz-Osés

La temperatura real/ideal es la propia del cuerpo humano, o sea, 36 grados y pico: por encima hace calor angélico, y por debajo frío inhumano

(Andrés Ortis-Osés).- De repente no hacer nada, hacer la nada veraniegamente, castillos en el aire, secarse el cuerpo y apaciguar el alma, librarse por igual del puro espíritu y del afán impuro, estirar públicamente los miembros enmohecidos por la vieja humedad. Pasear cual tránsfuga por las orillas del Ebro recuperadas por la Expo, darse el lujo de tomar algo en un velador al aire libre, ver el cielo desde la tierra y la vertical desde la horizontal en la yerba, la arena o el mar.

Para leer el artículo completo, pinche aquí

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído