Los pasionistas muestran su rechazo y malestar por la captura del religioso español en Salvador

«Se está intentando desprestigiar, de una manera implacable, tanto a la persona como al trabajo realizado por el P. Toño»

"Es un referente en la construcción de una cultura de la paz y la prevención de la violencia"

Durante las primeras horas de su detención, el P. Toño no tiene acceso a una llamada para comunicar su detención, ni se le brinda la posibilidad de un abogado

(Congregación Pasionista).- Ante los acontecimientos ocurridos en los últimos días con la detención del P. Antonio Rodríguez López-Tercero (P. Toño), como Congregación Pasionista, queremos manifestar lo siguiente:

1. La Congregación Pasionista somos una institución católica, fundada en Italia en el Siglo XVIII, con presencia actualmente en más de 60 países, cuya vida y misión gira en torno a hacer Memoria de la Pasión de Jesucristo, la evangelización, el anuncio creíble del Dios de la Vida, la solidaridad con los Crucificados de hoy, la denuncia de la injusticia y la promoción y desarrollo de la Persona.

Estamos presentes en El Salvador desde hace casi 60 años (1957) y siempre nos hemos intentado caracterizarnos por un trabajo de Evangelización y de compromiso en la construcción y mejora de la sociedad salvadoreña.

2. El P. Toño es Religioso Pasionista desde hace 16 años y 14 de ellos vividos en El Salvador, en donde ingresó por primera vez en el año 2000. Durante este tiempo, el P. Toño siempre ha dado respuesta y desarrollado de manera eficaz las tareas que la Congregación le ha solicitado, a nivel pastoral, en la acción social y en las tareas de responsabilidad interna dentro de la Congregación y la Comunidad Pasionista.

Manifestamos:

1. Nuestro total respaldo a la persona del P. Toño. Nosotros, que compartimos la vida con él y por tanto somos quienes mejor le podemos conocer, queremos proclamar la honestidad, integridad moral y compromiso coherente del P. Toño en su trabajo y en la vivencia de su vocación pasionista.

2. Igualmente, nuestro respaldo, reconocimiento y gran valoración del trabajo que el P. Toño viene realizando desde hace más de 10 años en El Salvador. Además de su trabajo pastoral y su acción evangelizadora queremos destacar, de manera especial, nuestro apoyo y respaldo a todo el trabajo que el P. Toño y el Servicio Social Pasionista desarrollan en la construcción de una sociedad salvadoreña en Paz, en la prevención de la violencia, en la defensa de los Derechos Humanos, en la apuesta por la juventud, en generar posibilidades de reinserción, en la promoción laboral, en la promoción de una cultura de paz y en la construcción de una sociedad incluyente y de derechos. Es inmenso y muy positivo el trabajo realizado y que se sigue realizando.

3. Nos duele contemplar cómo se está intentando desprestigiar, de una manera implacable, tanto a la persona como al trabajo realizado por el P. Toño. Es especialmente doloroso escuchar y leer a través de los Medios falsedades, filtraciones interesadas, existencia de pruebas que no existen, buscando un desprestigio constante de la persona del P. Toño.

4. Manifestamos nuestro rechazo, malestar y preocupación por el manejo que se está realizado en la captura y acusación del P. Toño.

a) La captura se realiza con una aparatosidad excesiva, totalmente innecesaria, y vulnerando la legítima asesoría jurídica a la que todo acusado tiene derecho. Durante las primeras horas de su detención, el P. Toño no tiene acceso a una llamada para comunicar su detención, ni se le brinda la posibilidad de un abogado.

b) Es lamentable y preocupante que haya un esfuerzo intencionado por unir el caso del P. Toño con todo el Megaoperativo de seguridad realizado en el país (una captura masiva, un sólo expediente, una sola audiencia…) cuando las acusaciones realizadas al P. Toño nada tienen que ver con todas las estructuras delicuenciales del Megaoperativo. Este esfuerzo, claramente perverso, ha dado sus frutos, generando confusión en la información y una percepción errónea de que el P. Toño forma parte de todo el entramado delictivo.

c) Constatamos que las diversas declaraciones realizadas por distintos funcionarios públicos, especialmente las realizadas por el Fiscal General, el día 30 de julio de 2014, vulneran el derecho de presunción de inocencia del P. Toño, pasando a ser un Proceso que se desarrolla desde la presunción de culpabilidad.

d) Es inquietante la constatación de indicios de hostigamiento y de querer mantener detenido al P. Toño a toda costa: la negación en los primeros días a tener acceso al expediente fiscal, la emisión de nuevas órdenes de captura por los mismos delitos, realizadas con precipitación para seguir alargando la detención, la vinculación a nuevos operativos realizados posteriormente, etc…

5. Constatamos que se ha mandado un mensaje muy negativo con la detención del P. Toño a todas las personas, organizaciones e instituciones que trabajan en la promoción de los Derechos, la prevención de la violencia y la construcción de procesos inclusivos de cultura de paz. El P. Toño en muchos momentos ha sido referente de dicho trabajo, colaborando intensamente con Iglesias de diferentes confesiones, organizaciones sociales nacionales e internacionales, con las instituciones del estado y de la seguridad del país y siempre de manera propositiva, constructiva y generosa; y el mensaje que se ha enviado es de criminalización de ciertos procesos de construcción, prevención y diálogo.

Lo lamentamos profundamente porque esperábamos, en los cambio que vive el país, signos y mensajes totalmente diferentes que posibilitaran procesos de construcción de la sociedad y de la resolución de los problemas más profundos de El Salvador.

Ante todo lo manifestado, DEMANDAMOS:

A. Al Gobierno Salvadoreño, que garantice y establezca los medios oportunos para que no se vulneren ninguno de los Derechos Constitucionales del P. Toño.

B. A las estructuras judiciales, para que se garantice el debido proceso y la total transparencia en este caso, para que se mantenga la presunción de inocencia del acusado en todo momento y para que se faciliten los adecuados medios de defensión a los que tiene derecho el P. Toño.

C. A los medios de comunicación, que eviten la realización de un juicio mediático de antemano y eviten la criminalización de todos aquellos que buscan alternativas constructivas a la realidad de violencia que vive el país y que se alejan de las medidas únicamente represivas.

Finalmente, como Congregación Pasionista queremos mostrar nuestro agradecimiento a toda la Familia Pasionista, a la Arquidiócesis de San Salvador, a todas las instituciones religiosas, católicas y no católicas, a todas las organizaciones sociales, nacionales e internacionales, y a todas aquellas personas que de manera pública o privada nos han mostrado su apoyo, solidaridad y cercanía en estos momentos duros y difíciles para nuestro Hermano Antonio y para nuestra Comunidad Pasionista de El Salvador.

Mostramos nuestro reconocimiento y confianza a los procesos de Justicia en El Salvador y a los procesos judiciales apegados a Derecho. Hemos iniciado nuestro comunicado con una cita de nuestras Constituciones Pasionistas y lo terminamos citando al Papa Francisco: «Prefiero una Iglesia accidentada, a una que está enferma por cerrarse».

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído