El Airbus partirá esta tarde destino Liberia sin poder recoger al resto de infectados

El Gobierno decide repatriar únicamente a Miguel Pajares y la hermana Juliana

Catherina: "Cómo lo van a sacar a él y a nosotros nos van a dejar aquí, vamos a morir todos"

Fuentes del Ejecutivo consultadas por RD apuntan a que es Liberia quien no permite la repatriación de ciudadanos no españoles, al tiempo que muestran su cautela porque se están poniendo trabas incluso a la repatriación del propio Pajares

(Jesús Bastante/Agencias).- «Es verdad que él (Miguel Pajares) es español pero cómo lo van a sacar a él y a nosotros nos van a dejar aquí, vamos a morir todos«. La súplica de la hermana Catherina, una de las religiosas que acompañan al religioso español contagiado por Ébola, no tendrán respuesta.

En una decisión inexplicable desde el punto de vista humano, el Gobierno español ha confirmado que sólo repatriará al hermano de San Juan de Dios infectado y a la hermana Juliana (de nacionalidad española, aunque sin el virus), y no al resto de personal, incluyendo a las dos monjas (Paciencia y Chantal) que también padecen la enfermedad.

Así las cosas, un Airbus A310 del 45 Grupo de Ejército del Aire medicalizado acaba de partir desde la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) con destino Liberia para repatriar al religioso español Miguel Pajares, infectado por el virus del ébola.

Fuentes del Ejecutivo consultadas por RD apuntan a que es Liberia quien no permite la repatriación de ciudadanos no españoles, al tiempo que muestran su cautela porque se están poniendo trabas incluso a la repatriación del propio Pajares.

El religioso será trasladado a una unidad especial que se está habilitando en el madrileño hospital de La Paz. Sanidad recuerda que la «OMS insta a los países a repatriar a las personas de su nacionalidad», así que la hermana Paciencia, nacida en Guinea Ecuatorial, y la hermana Chantal, de la República Democrática del Congo, ambas infectadas con el virus del ébola, no acompañarán a Miguel y Juliana.

Sanidad no ha aclarado en qué condiciones viajarán estos dos religiosos, simplemente se ha limitado a informar que el avión está adecuadamente equipado. Sin embargo, y según los resultados de las pruebas realizadas a ambos, tan sólo el padre Miguel tiene ébola, por lo que debería tomarse medidas de prevención con la hermana Juliana, que dio negativo en los test realizados en Monrovia.

España se convertirá así en el segundo país en repatriar a infectados del virus desde África del Oeste. Estados Unidos ayer martes trasladó a una enfermera a un hospital de Atlanta en el que ya se recupera el doctor Kent Brantly gracias a un medicamento experimental sólo probado antes en simios.

Respecto a los plazos, el Gobierno español pretende acortarlos para que Miguel Pajares pueda descansar cuanto antes en el hospital de La Paz, en Madrid, que es el único centro de referencia para estos casos ya que posee una unidad de enfermedades infecciosas de alta seguridad.

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído