Llama de amor viva

Recordar lo nuevo (I)

De Dios y del ser humano sólo se puede hablar de puntillas

Recordar lo nuevo (I)
LLama de amor viva

Dejarse esclarecer, recibir, aceptar la profunda transformación significa un morir a todo lo que mata la propia vida

(Gema Juan).- Hace más de cuatrocientos años, un hombre hizo un retrato de su intimidad y escribió un poema sobrecogedor -unas canciones, decía él-, escribió Llama de amor viva. Una noble señora le pidió que lo comentase, para poder entenderlo mejor. Y así, un viejo poema íntimo y un comentario algo arrebatado, -un «admirable fracaso» para unos y una «obra de arte» para otros- han cobrado carácter universal y se han convertido en una novedad continua, de siglo en siglo. ¿Por qué?

Para leer el artículo completo, pinche aquí

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído