Sacerdote anglicano, autor de ‘Reconciliarse con el pasado’ (San Pablo)

Michael Lapsley: “Las víctimas tienen una responsabilidad moral con la sociedad”

"Las víctimas, familiares y supervivientes tienen una responsabilidad moral"

Al final, siempre las fuerzas del bien, del amor, de la compasión… triunfan sobre las fuerzas del mal y de la opresión

(José Luis Celada, en Vida Nueva).-En 1973, con solo 24 años, el sacerdote anglicano Michael Lapsley cambió su Nueva Zelanda natal por la Sudáfrica del apartheid. Luego, su compromiso con la liberación del pueblo le condujo al exilio. Pero en 1990, estando en Zimbabue, recibió un paquete-bomba que le provocaría la pérdida de ambas manos y de un ojo.

Lejos de acabar con su lucha, tan traumática experiencia le llevó a fundar en 1998 el Instituto para la Sanación de los Recuerdos, con el que este «sanador herido» acompaña por todo el mundo a otras víctimas de la violencia. Ahora comparte el sobrecogedor testimonio de su vida en Reconciliarse con el pasado. Un camino desde la lucha por la libertad hacia la sanación (San Pablo).

-¿Qué impacto le produjo su primer encuentro con la Sudáfrica del apartheid?

– Cuando llegué a Sudáfrica dejé de ser un ser humano para convertirme en un hombre blanco, porque todos los aspectos de mi vida pasaron a regirse por el color de mi piel. Vivía en un barrio para blancos, estudiaba en una universidad para blancos, nadaba en la parte del mar para blancos… Y descubrí que mi color me situó en un bando: podía luchar contra el apartheid, pero siempre del lado de los opresores.

P.- Tras las revueltas de Soweto en los años 70, su fe entra en crisis…

R.- La crisis surgió al comprobar que los responsables de aquellas matanzas de niños leían la Biblia a diario e iban a misa cada domingo. Desde mi adolescencia había sido un pacifista comprometido y pensaba que la justicia se podía obtener en cualquier situación por medios no violentos. La comprensión que tenía del Evangelio se vino abajo. Y empecé a leer de nuevo la Biblia a la luz de la experiencia que estaba viviendo.­

P.- ¿Tienen mayor autoridad moral las víctimas por el simple hecho de serlo? ¿Las víctimas siempre tienen razón?

R.- Buena pregunta. Las víctimas, familiares y supervivientes tienen una responsabilidad moral, están en una posición privilegiada para enviar mensajes a la sociedad, ya sean positivos o negativos. Por ejemplo, el padre del piloto jordano asesinado recientemente por el Estado Islámico está llamando a una venganza ilimitada. Nosotros, sin embargo, formamos parte de la red internacional Familias del 11-S por una Mañana en Paz (en la que también se incluyen varias víctimas de los atentados del 11-M en Madrid), que pidieron al Gobierno estadounidense no emprender una guerra en nombre de sus seres queridos fallecidos en las Torres Gemelas. Propugnamos ideas como la justicia restaurativa y la reconciliación y, sobre todo, intentar comprender las causas últimas de lo que ocurrió para romper el círculo de odio y venganza.

Para leer la entrevista completa, pincha aquí:

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído