Faustino Vilabrille

Para un mundo mejor hay que acabar con la riqueza de los ricos y con la pobreza de los pobres

“Que lo escabroso se iguale”

Para un mundo mejor hay que acabar con la riqueza de los ricos y con la pobreza de los pobres
Faustino Vilabrille

El mensaje liberador de Jesucristo es para la realidad concreta de este mundo, para las personas concretas que están necesitadas de liberación

(Faustino Vilabrille).- Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor. NUMEROS ROJOS: 7.000.000 de trabajadores españoles cobran por debajo del salario mínimo interprofesional.

1.600.000 hogares españoles tienen todos sus miembros en paro.

El 42.4 % de los hogares españoles no pueden afrontar gastos imprevistos.

El 29,2 % de los españoles está en riesgo de pobreza.

Uno de cada 4 niños de Asturias está bajo el umbral de la pobreza.

Lucas 3,1 a 6

En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Pondo Pilato gobernador de Judea y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe, de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abiline, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la Palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautis­mo de conversión para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: «Una voz grita en el desierto: pre­parad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, des­ciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios».

1.-Dar respuestas concretas:

Lucas encuadra históricamente el comienzo de su Evangelio. ¿Qué significa esto? El mensaje liberador de Jesucristo es para la realidad concreta de este mundo, para las personas concretas que están necesitadas de liberación, porque solo es liberador aquello que libera en la realidad concreta. No vale presentar el mensaje de Jesús de forma genérica, vaga e indefinida. Tiene que dar respuesta a cada persona y a cada realidad concreta, pues así lo hizo Jesucristo.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído