Manuel Mandianes

La Navidad y las ausencias

"La ausencia es un vacío que sólo puede llenar el recuerdo"

La Navidad y las ausencias
Mandianes

Nada ni nadie puede llenar el vacío que deja un ser querido que se ha ido

(Manuel Mandianes).- Yo me compro cosas que necesito y regalo cosas que necesitan mis seres queridos. Los regalos tienen un profundo significado, la gratuidad de la vida, de todo.

Para muchos es un tiempo de tristeza porque le recuerda y le hace vivir con más intensidad la ausencia de seres queridos. Sin duda, a mi también me pasa eso. Los echo de menos porque los quise y me quisieron; no están en cuerpo pero siguen estando conmigo. Nada ni nadie puede llenar el vacío que deja un ser querido que se ha ido. La ausencia es un vacío que sólo puede llenar el recuerdo. La Navidad es como un memorial. Los recuerdo porque pasamos muchos Navidades, fiestas y trabajos juntos.

El hombre necesita referencias temporales. La Navidad es una de esas referencias, como para muchos es la fiesta del pueblo, el aniversario de la boda, de la muerte de un familiar, el nacimiento de un hijo. La Navidad convierte en kairos, tiempo significativo, el kronos, tiempo del que hablan en la televisión.

El hecho de tener buenos deseos los días de Navidad no quiere decir que el resto de los días estemos dispensados de hacerlo. Además de ser social y lúdico, entre otras características, el ser humano es ritual, necesita ritos. A una boda podríamos ir con la ropa con que vamos a trabajar y, sin embargo, hasta los hay que piden un préstamo o alquilan el traje para ir de boda.

A todo esto hay que añadir lo principal, la Navidad es la celebración del Nacimiento de Jesús, que para los creyentes es Dios hecho hombre; es el mayor regalo que la humanidad ha podido recibir.

Los regalos significan la gratuidad del regalo que recibimos del cielo: Dios hecho carne. Me cuesta entender por qué a algunos les molesta que estos días la gente se desee felicidad, paz, amor, prosperidad. Aún en el caso de que fuera el único día del año en que esto ocurriera, mejor sería algo que nada. Los niños viven esto sin remilgos ni falsos razonamientos. Desgraciado del que deja manifestarse, expresarse al niño que lleva dentro.

El hombre que no asimila las ausencias de los seres queridos que el tiempo va labrando siempre será un ser infantiloide que dista mucho de ser un niño.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído