Faustino Vilabrille

Voluntarios de Pastoral del Centro Penitenciario de Asturias: sin respuesta

Un mundo invadido por el Neoliberalismo y sus injusticias

Voluntarios de Pastoral del Centro Penitenciario de Asturias: sin respuesta
Faustino Vilabrille

El monopolio del poder en el mundo es un peligro también para la Iglesia

(Faustino Vilabrille).- «Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor. Religión atea del Neoliberalismo Económico-capitalista. Tal como acaba de pasar en el Centro Penitenciario de Villabona de Asturias, cada vez que la Iglesia se une a los poderes de este mundo, Jesús y el Evangelio salen perdiendo, y con ellos los más pobres e indefensos. Dios es Universal. Dios no es monopolio de nadie».

Esther López a Ruanda

Lucas 13,1-9

En aquella ocasión se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús les contestó: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no, y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no. Y si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera». Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña y fue a buscar fruto en esta higue­ra, y no lo encontró. Entonces dijo al viñador: «Ya ves, tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?»». Pero el viñador contestó: «Señor, déjala todavía este año: yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortarás».

1.-El gran peligro de considerarse elegido:

Considerarse elegido, privilegiado, escogido es sumamente peligroso. Esto pasa demasiado en la Jerarquía de la Iglesia católica, sobre todo Obispos, Cardenales e incluso Papas, que se consideran elegidos de Dios. Ojalá fuera siempre así, pero de verdad. Por desgracia, la realidad se encarga, a veces duramente, de desmentirlo, con daño muy grande para el mensaje cristiano. Esto mismo pensaron, creyeron y publicitaron los EE.UU. en tiempos de Nixon, Rockefeller, Reagan y Bush, creyendo que ellos eran unos elegidos y privilegiados de Dios, y que por tanto tenían derecho a creerse superiores a los demás e incluso escogidos y destinados por Dios para salvar el mundo, y que todos los demás eran en todo inferiores a ellos, considerándose los portavoces de los designios de Dios para el resto del mundo y por tanto legitimados para su expansión económica por el mundo, tal cual pensaban los judíos de si mismos en tiempos de Jesús. Esta es una de las actitudes más constantes de las ideologías burguesas, cuyos adeptos se consideran legitimados para criticar a todos los demás inferiores a ellos, y sobre todo si pertenecen al mundo de los pobres y oprimidos porque los consideran más pecadores y despreciables por parte incluso del mismo Dios, tal como lo hacían los judíos respecto a los demás pueblos. Dios es universal, no es monopolio de nadie, ni de la propia Iglesia Católica.

Para leer el artículo completo, pinche aquí.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído