Hacia una educación humana y planetaria

Reinventar la educación (III)

La propuesta de Morin y Delgado

Reinventar la educación (III)
Reinventar la educación

La reforma educativa ha de fundirse con la reforma del pensamiento, de la política y de lo político

(P. Román Espadas, S.J.).- Ahora nos toca adentrarnos en la propuesta que nos plantea el título mismo de Reinventar la educación: labor necesaria y urgente, com- pleja y bioética, personal, institucional, comunitaria, local, global y planetaria.

El enfoque y la propuesta de Morin y Delgado implican movernos y salirnos radicalmente de una educación tradicional, deshumanizada y poblada de verdades, didácticas, certezas, modos, medios, métodos, tecnologías, contenidos, planes, proyectos, lugares, duraciones, pro- motores y conductores, sacrosantos, intocables y absolutos; implican movernos decididamente hacia y entrar en una educación planetaria, humana y humanizadora, integrada e integradora, universal, que nos permita ir eliminando «la selva de mitos» (Morin) antieducativos (el educador es quien sabe, el educando no sabe, los clásicos y lo clásico son normativos, hay que cumplir el programa, la disciplina es esen- cial…); selva de mitos antieducativos en la que Morin y Delgado nos descubren, ubicados y situados, a educadores y educandos, como ancestrales residentes, complacidos y acostumbrados.

Sabedores de lo difícil que nos resulta salir de nuestras ubicaciones complacidas y de nuestras costumbres ancestrales, Morin y Delgado encuentran necesario insistir sobre la necesidad de buscar y hallar nuevas y creativas maneras humanas y humanizadoras de educar a los seres humanos, a todos y a todas, en todo, y en todas partes de nuestro planeta; insisten sobre la necesidad de encontrar modos, medios, ma- neras y procesos de transformar, de reinventar, de metamorfosear la obsoleta, dogmática, autoritaria, monológica, memorística, vertical, excluyente y dañina educación tradicional en una educación plane- tariamente humana y humanizadora: antropológica, epistémica, ética, política, ecológica, audiovisual, musical, sexual, gastronómica, estética, humanística, cientifica, tecnológica, digital, dialogal, incluyente…

Con la debida inculturación y contextualización, la misma educación básica, elemental, esencial, fundamental, humana y humanizadora, civilizadora, para chinos, japoneses, coreanos, brasileños, españoles, franceses, cubanos, afganos, egipcios, rusos, argentinos…

¿Cómo percibir, cómo entender, cómo ponernos de acuerdo para llevar a la práctica educativa planetaria el mismo contenido humano esencial, los mismos modos humanos esenciales y las mismas etapas humanas esenciales?

¿Cómo coincidir en la misma, única y esencial educación humana para todos y todas, en todas partes de nuestro único mundo, de nuestro único planeta Tierra, de nuestra única, común y planetaria Humanidad?

¿Qué han logrado los fundamentalismos, los nacionalismos y los populismos educativos, tan vigentes en tantas partes, a favor de la paz mundial, del necesario cuidado ambiental planetario, de la justa y equitativa distribución mundial de los bienes necesarios a la vida de cada ser humano, a la vida de todos los humanos ?

¿Qué características deben marcar e identificar esa educación de todos y todas?

¿Cómo convenir dialogalmente en un paradigma universal que oriente y promueva el diario, habitual y permanente proceso educativo de una Humanidad tan variada y diversa en lo accidental, pero tan común en lo esencial?

Hagamos un recorrido por Reinventar la educación y nos iremos encontrando con esta acertada insistencia: «Es preciso cambiar profundamente la enseñanza. Su reforma profunda contribuirá a elevar la conciencia sobre los peligros… La reforma educativa ha de fundirse con la reforma del pensamiento, de la política y de lo político. En ello radica su reinvención» (pp. 17 , 40, 45, 56-61, 67-82, 112-115).

También iremos hallando algunas de las características distintivas y de
los elementos constitutivos del paradigma universal que pueda guiar la
tan vitalmente necesaria transformación y humanización de nuestra actual y globalmente deshumanizada educación.

Todo el libro está impregnado de la urgente necesidad vital de reinventar la educación en conjunción con la reinvención del pensamiento y de la política, de los que la educación es parte fundamental.

Esa reinvención humana y humanizadora, integrada e integradora, local y planetaria, del pensamiento, de la política y de la educación es el contenido esencial y radical de Reinventar la educación.

¡Adentrémonos dialogal, crítica y esperanzadamente, en el profundo enfoque y en la abarcadora propuesta de Reinventar la educación!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Lo más leído