Josep Miquel Bausset

¿Estado aconfesional o laico?

La sorpresa de Lluis Rabell, presidente del grupo parlamentariode 'Si que es Pot'

¿Estado aconfesional o laico?
Josep Miquel Bausset

Los cristianos no queremos privilegios, pero tampoco queremos quedar encerrados en las sacristías

(Josep Miquel Bausset osb).- Acompañando al P. Hilari Raguer, el sábado 30 de abril asistí a una Jornada organizada por la Fundación Claret, el Grupo Sant Jordi en defensa de los Derechos Humanos y Justicia y Paz. Esta Jornada o Simposio tenia por título: «¿Cataluña, aconfesional o laica?»

El acto comenzó con unas palabras de presentación del P. Màxim Muñoz, claretiano, seguidas de una primera ponencia de Eduard Ibàñez, doctor en Derecho Penal y director de Justicia y Paz, sobre la libertad religiosa como derecho humano universal. La segunda de las ponencias corrió a cargo del sacerdote Antoni Matabosch, de la Fundación Joan Maragall, que explicó los diversos modelos de estados en relación al hecho religioso.

Pero la parte más interesante de la Jornada consistió en una mesa redonda sobre la libertad religiosa, con la participación de Fernando Sánchez del PP, Ferran Pedret, del PSC, Marta Rovira, de ERC, Jordi Cuminal, de CDC y Lluís Rabell de CSQP. Hace falta mencionar que Ciudadanos declinó la invitación que se le hizo y la CUP no respondió.

Todos los participantes en el debate o mesa redonda coincidieron, con diversos matices, en el respeto a la libertad religiosa y de conciencia como un derecho a respetar. Así Francisco Sánchez, del PP, defendió una «neutralidad cooperativa» en la «aconfesionalidad».

Ferran Pedret del PSC abogó por un modelo de Estado donde «el hecho religioso se pueda vivir plenamente, sin restringirlo, ni circunscribirlo al ámbito privado». Lluís Rabell, de CSQP, abogó por la «laicidad». Jordi Cuminal, de CDC rechazó tanto «el nacional-catolicismo como el anticlericalismo». Finalmente, Marta Rovira, de ERC optó por «una laicidad abierta», que «en ningún caso se ha de interpretar como laicismo».

Pero el que sorprendió más al auditorio fue el diputado y presidente del grupo parlamentario Catalunya sí que es Pot (CSQP), la marca de Podemos en Cataluña, Lluís Rabell. El Sr. Rabell mencionó el caso de Francia, donde en determinadas circunstancias la laicidad se ha convertido en una religión de Estado, «lo que pervierte profundamente el sentido», como dijo el Sr. Rabell.

Para el diputado Rabell, la laicidad, que «es la afirmación original de la necesidad de separar la esfera religiosa de la esfera pública», se ha visto pervertida por «determinadas disposiciones que han impedido la expresión de la fe religiosa y las convicciones personales en determinados ámbitos».

De aquí que el diputado Rabell pusiera como ejemplo la prohibición del velo en la escuela, a las niñas musulmanas. Eso es una contradicción, como dijo el diputado Rabell, porque «es la escuela que ha de ser laica, no los alumnos». El diputado Rabell añadió también que «la laicidad ha sido la afirmación de superioridad moral de determinados sectores de la sociedad». Y eso Rabell lo calificó como una manifestación «de racismo».

El diputado Lluís Rabell expresó su agradecimiento a los escolapios, «yo que soy profundamente ateo y de tradición marxista», y reconoció que a lo largo de su vida, «siempre habían compañeros cristianos en las luchas clandestinas». También manifestó que fue «un sacerdote quien le enseñó a pensar». El diputado Rabell dijo que a parte de las raíces cristianas, Cataluña también tenía otras raíces, «lo digo en referencia al hecho que soy descendiente de judeos conversos». Rabell explicó que «mi mujer es una judía que ha vivido en un entorno árabe» y que «su lengua materna es el judeoárabe».

Nos explicó también que sus hijos «son ateos y conocen perfectamente qué es la religión cristiana, la tradición judía y saben qué es festejar el Ramadán». Por eso pidió que no se confunda «el analfabetismo religioso, es decir, el desconocimiento de su historia, de sus valores, de las convicciones que transmite la religión, con el hecho de adherirse e ella», ya que «son dos cosas diferentes». Una buena reflexión la del Sr. Rabell en este debate sobre el Estado aconfesional o laico.

La Jornada acabó con una frase que de alguna manera resume el debate de este simposio por lo que respecta a la vivencia de la fe: los cristianos no queremos privilegios, pero tampoco queremos quedar encerrados en las sacristías.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído