"La falsa historia enajena y oprime”

Los vendepatria de ayer y de hoy en Argentina (1955-1976-2015) (II)

Universidades privadas o universidades comunitarias libres y democráticas.

Los vendepatria de ayer y de hoy en Argentina (1955-1976-2015) (II)
Vendepatrias

Los grupos de enseñanza no solo ganan dinero sino que forman una clase dirigente sin capacidad, y sin criterio para pensar y evaluar críticamente la realidad social y económica

(Rosendo A. Yunes).- El gobierno militar llama a elecciones generales en 1958 donde triunfó la formula Frondizi-Gomes apoyada por el peronismo lo que genera la desconfianza de los militares. Su proyecto económico fue pedir ayuda al FMI y a bancos privados de lo que recibiría 330 millones de pesos. Pero a qué precio? El fin delos controles de precios y de los subsidios, la restricción del crédito y la elevación de las tasas de interés. Bajar el déficit fiscal, abandonar el sostenimiento de las empresas estatales reduciendo su personal y aumentando las tarifas de servicios públicos. Como veremos esto se repite con todo gobierno tomado por el liberalismo o neoliberalismo. Incluso establece una nueva política petrolera en contra de lo que afirmaba en su libro «Petróleo y Política» de 1954.

Frondizi presionado por militares y sectores de la Iglesia el 26 de agosto de 1958, anunció la vigencia del art. 28 del decreto 6.403/55 de la dictadura de Aramburu, autorizando la creación de universidades privadas por la ley Domingorena diputado de su partido político.

Un tema de gran importancia: Universidades privadas o libertad de enseñanza. ¿La educación puede ser una mercancía?

En Buenos Aires Capital existen en este momento 5 universidades estatales y 35 privadas, algunas de las cuales difícilmente pueden ser cualificadas de terciarias como la universidad de Flores, o la de la secta Moon: Universidad Abierta Interamericana. El problema es porque este crecimiento de universidades? La Organización mundial del Comercio considera que la educación superior como mercancía con un potencial de 50 mil millones de US$ (Luis B. D. Gamboa, «La Educación Superior: entre el derecho y mercancía» Criterio Jurídico Garantista (2011, n° 5) Otros autores creen que es mucho más.

En aquella época muchos de los cristianos que apoyamos la libertad creíamos que eso permitiría la creación de universidades, sin fines de lucro, de cada comunidad cultural: católicos, laicos, protestantes etc., y serian subvencionadas por el Estado según el número de sus alumnos. Actualmente, considerando los altos costos de la enseñanza técnica debemos pensar algún sistema democrático, plural de inclusión, que se adecue a una sociedad más fraterna y solidaria. Este es el esfuerzo que debemos hacer los cristianos, dejar de mirar para el pasado y dejar nuestro cómodo conformismo, como los fariseos.

En 1994, los Estados Unidos, cuna del neoliberalismo, decidieron que la liberalización de los intercambios internacionales que se aplicaban a mercancías se aplicaría también a los servicios que incluía la enseñanza. Un año después la OMC incluyó la educación superior entre los servicios reglamentados por el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios, estos es la educación superior es una mercancía, y el hombre es un mero «recurso humano», un engranaje en el sistema de producción, no una persona con dignidad espiritual.

La teoría neoliberal de Hayek pretende ser apolítica desplazando la educación de la esfera pública a la privada dejándola en manos de la familia lo que lleva a un engaño de los conservadores (católicos, protestantes, etc.) que abogan por el mismo principio. Solo, que mientras los conservadores optan por la defensa de «la» familia como eje de la sociedad, el neoliberalismo lo que privilegia es «el»-un tipo de mercado y recurre a los padres porque los niño no saben aún escoger y ejercer su «libertad individual» en el mercado. Este engaño ha llevado a aplicar la política neoliberal por los gobiernos conservadores.

Por otra parte para Hayek la libertad individual tiene un carácter negativo, es la reducción al mínimo de la coacción, una ausencia de trabas en el libre juego del mercado para que todos pueda competir en igualdad de oportunidades. Así, aun cuando la educación no funcionó como creían en los gobiernos Reagan es porque no se aplicó con radicalidad el mercado educativo, que es la única solución de todos los problemas porque la mano invisible del mercado se encargara de llegar a posiciones de equilibrio. Por eso Reagan anuncia la sociedad de USA como «luz eterna», «guía iluminador de siempre para la humanidad» con el beneplácito de los cristianos conservadores (fariseos).

El automatismo del mercado es una utopía no percibida como tal sino que es identificada con la realidad. Por eso los católicos neoliberales (fariseos) están contra las utopías e ideologías, desde una utopía ideológica que como resultado destruirá todas las utopías e ideologías.

Pero, vamos a los números: la matrícula universitaria, en Latino América, que era de 5.070.731 en 1995 pasó a 15.293.181 en 2005. En el 2003 el promedio de matrículas en instituciones privadas fue del 50%, alcanzando porcentajes más altos en Brasil y Chile (70%), Colombia (60%), Argentina (20%), Uruguay (10%) y Cuba (0%) (F. L. Segrera «Tendencias de la educación superior en el mundo y en América Latina y el Caribe» Revista da Avaliação da Educação Superior (Campinas) 2008, 13, n°2). Así, los grupos de enseñanza no solo ganan dinero sino que forman una clase dirigente sin capacidad, y sin criterio para pensar y evaluar críticamente la realidad social y económica.

Al transformar la educación en mera mercancía, por un lado desfigura la realidad nacional y por otro quitan al Estado su responsabilidad fundamental en la educación, especialmente en las universidades que deben ser formadoras de la consciencia crítica y moral de la sociedad nacional, formando elites de profesionales capaces de desarrollar los países en forma autónoma.

Por este motivo, bien destaca Boaventura de Sousa Santos (La Universidad en el siglo XXI, 4ta ed. Bolivia2007) que: «Efectivamente en los últimos 20 años, la globalización neoliberal lanzó un ataque devastador a la idea de proyecto nacional, concebido por ella como el gran obstáculo a la expansión del capitalismo global», y adiciona «El ataque neoliberal tuvo como objetivo primordial el Estado nacional y específicamente a las políticas económicas y sociales en las que la educación venia ganando peso». Por eso el Papa Francisco dijo a los jesuitas polacos: «¡Hay que prestar atención! Porque el pensamiento liberal, que saca al hombre del centro y pone en el centro el dinero, no es la enseñanza que nosotros podemos dar» (Religión Digital, 27/08/2016).

Lo que los cristianos neoliberales farisaicos no saben es que el neoliberalismo es una concepción radical que tiende a absolutizar el mercado donde actualmente el capital financiero domina el capital industrial, comercial, etc. y es un poder invisible y descarnado. Así consiguió dominar los medios de desinformación masiva, actualmente va por la educación y por lógica avanzara sobre la religión porque ese poder debe ser medio, método y fin deseando reemplazar a Jesús como «camino, verdad y vida».

Volvamos a la historia que nos guía

En 1962 Frondizi permitió la presentación del peronismo a elecciones y Andrés Framini, un trabajador peronista, ganó la provincia de Buenos Aires lo que resultó intolerable para los militares ultra-conservadores. Frondizi anuló las elecciones e intervino las provincias donde el peronismo había ganado, pero no fue suficiente, el 29 de marzo de 1962 la cúpula militar anunció que el presidente Frondizi «ha sido depuesto por las Fuerzas Armadas». Como el vice-presidente renunció asumió el presidente del Senado José Maria Guido. Como observamos los conservadores habían coaptado las fuerzas armadas y gobernaban a espaldas del pueblo.

El 7 de Julio de 1963 se llama a elecciones presidenciales, con Frondizi aun detenido, los peronistas proscritos y así con el 25,15% de los votos gana Arturo Illia de la Unión Cívica Radical del Pueblo, los peronistas, en su mayoría, votaron en blanco 19,42% y el ex-dictador Aramburu consiguió solo 6,5%.

Illia siguió la línea radical expresada en el llamado Programa de Avellaneda de 1945: nacionalismo económico, estado dirigista de bienestar social, y liberalismo político. De esta manera decreto la nulidad absoluta de los contratos de concesión de explotación y comercialización del petróleo del gobierno de Frondizi por ser dañosos a los derechos e intereses de argentina. Sanciono la ley de salario mínimo vital y móvil, la ley de medicamentos: política de precios y control de medicamentos, por el Plan de Desarrollo Nacional impulso la industrialización, el crecimiento de su producto bruto fue de 18,9% en 1964 y 13,8% en 1965, la duda externa disminuyó de 3,400 millones a 2.600 millones de US$.

En 1965 convocó a elecciones legislativas sin proscripciones y el peronismo triunfó ampliamente con 3.278.434 votos contra 2.734.970 del radicalismo.

El descontento militar, se combinó con una fuerte campaña de desprestigio a través de los medios de comunicación masiva, método siempre usado por los poderosos: la mentira, con críticas de su lentitud para gobernar (le decían tortuga), a la ley petrolera, la ley de medicamentos y debemos destacar especialmente a cierta autonomía de los Estados Unidos, en la política internacional, Illia seguia el pensamiento Krausista de nacionalismo-antiimperialista.

Nuevamente, los mismos grupos de poder: sociedad rural, multinacionales y empresariado nacional ligado a ellas, medios de comunicación y vendepatria, de todos los colores, usaron las fuerzas armadas para el 28 de Junio de 1966 dar un golpe militar y elegir presidente al general Juan Carlos Ongania apoyado por opudeístas como Mario Amadeo, Nicanor Costa Méndez y otros.

Para leer otros artículos del autor, pinche aquí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído