"Visibilizando a las víctimas de trata"

Expertos de Comillas piden más esfuerzos para las víctimas de trata

14.000 personas en España están en riesgo de ser víctimas de trata

Expertos de Comillas piden más esfuerzos para las víctimas de trata
Víctimas

Los expertos subrayan que no se están aplicando las medidas y beneficios previstos en la recientemente aprobada Ley del Estatuto de la Víctima

(Universidad Pontificia Comillas).- Unas 14.000 personas en España están en riesgo de ser víctimas de trata y 40.000 en Europa, según cifras de la Unión Europea. Por eso es necesario seguir haciendo esfuerzos para proteger a las víctimas de trata, ya que estas personas se sienten desamparadas si quieren denunciar a sus tratantes.

Esta ha sido una de las principales conclusiones de la Jornada «Visibilizando a las víctimas de trata», que ha reunido en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE a expertos de la Policía, la judicatura y ONG, e investigadores de la universidad. Para ellos, «la detección e identificación de las víctimas de trata en España sigue siendo una asignatura pendiente para la administración, y no puede recaer exclusivamente en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado».

Para Carmen Meneses, investigadora del Departamento de Sociología y Trabajo Social «el principal desafío en el caso de las niñas es su correcta identificación como menores. También es necesario un mecanismo nacional de derivación que permita la recogida de datos de las victimas detectadas e identificadas según criterios comunes, estableciendo la magnitud de la trata con fines de explotación sexual en España».

Según los datos publicados por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, la prostitución mueve en España más de 3.000 millones de euros y de las miles de víctimas de trata -la mayoría procedentes de Rumanía (32%) y Nigeria (27%)- solo se detectaron 783 durante 2015.

Durante el encuentro, organizado por el Departamento de Sociología y Trabajo Social de Comillas ICAI-ICADE, Beatriz Sánchez, Fiscal de Trata de Madrid, «la víctima ha de ser protegida sobre todo y ante todo», y ha añadido que la investigación de este tipo de delitos es compleja porque «los tratantes están organizados y son grupos de carácter transnacional», por lo que la Policía que lucha contra estos delitos «están especializados por países, porque las organizaciones criminales funcionan de diferente manera según su procedencia».

En esta línea, José Nieto, Jefe del Servicio de Inteligencia y Análisis de Riesgos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras (UCRIF) de la Policía Nacional, subrayó la dificultad de luchar contra un delito «que no se ve». «Se está esclavizando estas personas y hay que hacer que la sociedad vea que las mujeres son víctimas invisibles o transparentes. Es dificil denunciar porque saben donde estan tus hijos, tus padres y tus bienes».

Los expertos coincidieron en que todavía existe un gran desconocimiento sobre la trata de seres humanos y, en concreto, acerca de la que tiene como finalidad su explotación sexual.

Se confunde prostitución coactiva, donde está la trata, con la prostitución voluntaria, y esto impide detectar mejor a las posibles víctimas e identificarlas. Por eso es necesaria la sensibilización de la sociedad, «sobre todo hacia los varones españoles, jóvenes y adultos, que recurren a los servicios sexuales sin plantearse quienes son las personas que les proporcionan dichos servicios, en qué situación se encuentran y si actúan bajo coacción», según Meneses.

Además, el equipo investigador de Comillas ICAI-ICADE resaltó la necesidad de aumentar los recursos de intervención dirigidos a las víctimas de trata una vez que son identificadas y comienza su duro proceso de recuperación. En algunos casos una vez detectadas no existen los servicios suficientes para atenderlas. Por ese motivo, el equipo de investigadores hace varias observaciones:

1. En el proceso penal no se están aplicando las medidas y beneficios previstos en la recientemente aprobada Ley del Estatuto de la víctima y, por su parte, la Ley de protección de testigos solo contiene medidas para preservar la identidad de las personas involucradas en los procesos criminales pero no encaminadas a garantizar su integridad física.

2. En relación a la defensa de estas víctimas, procede la creación de turnos de oficio específicos para víctimas de trata como el que ya existe, en el Colegio de Abogados de Madrid y la designación de un abogado de oficio para estos casos. Estas medidas garantizarían que la defensa de los derechos de estas mujeres y niñas fuera llevada a cabo por profesionales independientes y formados en la materia; abogados que en ningún caso estarían relacionados con las mafias o las redes que las explotan.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído