La diócesis apela a la "presunción de inocencia" y se muestra dispuesta a colaborar con la Justicia

El Arzobispado de Zaragoza «condena sin paliativos» el caso del «ciberdepredador sexual» que era bedel de una parroquia

El detenido ya fue arrestado el pasado año, aunque hasta ahora seguía trabajando en el templo

El Arzobispado de Zaragoza "condena sin paliativos" el caso del "ciberdepredador sexual" que era bedel de una parroquia

Del análisis de estos archivos informáticos, los investigadores han logrado identificar a 103 niñas y adolescentes menores de edad, aunque da por hecho que su lista de víctimas es mucho mayor, dada la cantidad de fotografías y vídeos

(J. Bastante).- El Arzobispado de Zaragoza «condena sin paliativos» la detención de un joven de 33 años, que trabajaba como bedel en una parroquia de la ciudad, y que es considerado por la Policía Nacional como un «ciberdepredador sexual».

En una breve nota, la diócesis «expresa su dolor y cercanía a las víctimas ya sus familias», y anuncia que «la persona a la que se imputan estos delitos ha sido retirada de su puesto de trabajo».

Al tiempo, el Arzobispado anuncia que «colaborará en todo momento con la autoridad policial y judicial para esclarecer los hechos y circunstancias», y solicita que se garantice «la presunción de inocencia», con el fin de buscar «siempre la verdad de los hechos y el respeto absoluto de las personas».

La Policía ha encontrado en poder de este hombre más de 120.000 fotografías digitales, 800 vídeos y 6.000 números de teléfono. Del análisis de estos archivos informáticos, los investigadores han logrado identificar a 103 niñas y adolescentes menores de edad, aunque da por hecho que su lista de víctimas es mucho mayor, dada la cantidad de fotografías y vídeos.

El detenido, que ya fue arrestado el año pasado, ha sido imputado por los delitos de producción de pornografía infantil, corrupción de menores y revelación de secretos. El juez le ha dejado en libertad con cargos, si bien imponiendo una orden de alejamietno de la parroquia en la que trabajaba.

Según la investigación, el hombre aprovechaba su puesto en la parroquia para obtener datos de menores de edad, si bien sus prácticas las realizaba a través de internet: contactaba con menores en redes sociales, se hacía pasar por una adolescente bisexual, y embaucaba a sus víctimas para que le enviaran fotos de contenido sexual -en ropa interior, desnudas o incluso practicando actos sexuales-.

 

Ésta es la nota de la diócesis:

Ante la información aparecida en diversos medios de comunicación sobre la detención por agentes de la Policía Nacional de una persona considerada como presunto “ciberdepredador sexual” y que trabajaba como portero en una parroquia de la ciudad de Zaragoza, este Arzobispado manifiesta:

1. Condena sin paliativos los hechos que se le imputan a dicha persona.

2. Expresa su dolor y cercanía a las víctimas y a sus familias.

3. Que la persona a la que se imputan estos delitos ha sido retirada de su puesto de trabajo.

4. Este Arzobispado colaborará en todo momento con la autoridad policial y judicial para esclarecer los hechos y circunstancias.

5. Nuestro ordenamiento jurídico garantiza la presunción de inocencia y por eso solicita que el tratamiento de toda la información sobre este caso busque siempre la verdad de los hechos y el respeto absoluto de las personas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído