Guardia Civil en Burgos

Desarticulada una banda que vendía arte religioso robado

Una de las más importantes llevadas a cabo en los últimos años

Desarticulada una banda que vendía arte religioso robado
Algunas de las piezas recuperadas en Burgos

La investigación, que sigue abierta para completar la identificación de las piezas recuperadas y su origen, para lo que se cuenta con expertos en patrimonio del Arzobispado de Burgos

La Guardia Civil ha desarticulado una banda dedicada a la recepción y al comercio ilícito de arte religioso en Burgos. La operación ha culminado con la detención de cuatro personas y dos registros domiciliarios en los que se ha recuperado una elevada cantidad de objetos y piezas de valor incalculable.

Según han informado hoy los guardias civiles que han participado en la operación, se trata de una de las más importantes llevadas a cabo en los últimos años sobre arte sacro, tanto por el número de piezas recuperadas como por el valor de muchas de ellas.

La operación «Cantanium» se originó a partir de otra desarrollada durante el pasado mes de enero, que permitió a los investigadores localizar en Cantabria una talla de una Virgen Dolorosa, que levantó sus sospechas.

Un estudio posterior determinó que esa talla de madera policromada se correspondía con una talla barroca del siglo XVIII de la Virgen de las Angustias, catalogada por el arzobispado de Burgos que había sido sustraída en 2015 de la parroquia de San Martín de Tours Obispo, de la localidad de Quintanilla Monte Rioja.

La pieza había sido sutilmente modificada para dificultar su identificación.

La investigación llevó hasta las provincias de Alicante, donde se ha detenido a una persona, y Zaragoza, donde se ha detenido a otras tres, y se han realizado dos registros domiciliarios en los que se han recuperado tallas religiosas de las iglesias burgalesas de Caborredondo, Revillagodos, Villamorico y Quintanilla del Monte Rioja, todas ellas sustraídas en 2015.

Con esta última operación se considera desarticulada toda la estructura criminal organizada, compuesta por diferentes subgrupos, coordinados para la comisión de robos de obras de arte eclesiástico (Operación Sanctuarium) y su transporte, almacenaje, modificación sustancial de apariencia y reintroducción en el mercado ilícito de anticuarios (Operación Cantanium).

En esta última operación se han recuperado veinticuatro tallas policromadas de diferentes tamaños; tres cruces de grandes dimensiones; diecisiete cuadros y pinturas religiosas con diferentes representaciones; siete retablos de madera policromada; dos columnas talladas de retablo; cuatro sagrarios; veintiséis libros antiguos (misales y devocionarios), y dos cálices litúrgicos.

También cuatro atriles, facistoles y ambones y más de 150 artículos religiosos, como candelabros, pilas y utensilios ceremoniales.

La investigación, que sigue abierta para completar la identificación de las piezas recuperadas y su origen, para lo que se cuenta con expertos en patrimonio del Arzobispado de Burgos.

(RD/Agencias)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído