"Jesucristo, Señor de la Historia"

Redescubrir el sentido auténtico de Cristo Rey

"La fiesta era la respuesta de una Iglesia que se sentía sola y amenazada por la sociedad civil"

Redescubrir el sentido auténtico de Cristo Rey
Opción por los pobres y oprimidos

La opción de Jesús por los pobres y oprimidos marcó un nuevo rumbo a la Humanidad, en esa marcha de nuestra tierra hacia la libertad y la justicia

(Juan Antonio Espinosa).- La fiesta de Cristo Rey nació en 1925 bajo el pontificado de Pío XI. Era la respuesta de una Iglesia que se sentía sola y amenazada por la sociedad civil. Se trataba de presentar ante el mundo a Cristo como Rey de reyes.

Pero años después fueron muchos los que iniciaron el camino para redescubrir la auténtica figura de Jesús, el Jesús del Evangelio, aquel que dijo:

«He sido enviado para traer la Buena Noticia a los pobres y devolver la luz a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos…»

La opción de Jesús por los pobres y oprimidos marcó un nuevo rumbo a la Humanidad, en esa marcha de nuestra tierra hacia la libertad y la justicia.

De aquí el nombre de «Jesucristo, Señor de la Historia».

Su mensaje se mantiene firme a través de los tiempos. No se llevó el viento sus palabras.

Desde la cruz, la cruz del resucitado, cuya sombra cobija a todos los crucificados y víctimas inocentes de la Historia, Jesús seguirá siendo la Buena Noticia, la gran esperanza para nuestro mundo, el impulso de todos aquellos que luchan por la paz, el amor y la justicia.

A este Jesús celebramos hoy.

Señor del Tiempo Nuevo

Eres Señor del ayer
y Señor del Tiempo Nuevo.
Seguimos creyendo en Ti
y esperamos tu regreso.

Han pasado dos mi años
como un soplo, como un sueño;
pero queda tu palabra:
no se la ha llevado el viento.
Han pasado mil naciones,
se han hundido mil imperios:
las tinieblas no han podido
con la luz de tu evangelio.

Eres Señor del ayer
y Señor del Tiempo Nuevo.
Seguimos creyendo en Ti
y esperamos tu regreso.

La cizaña de los odios,
el rencor y el desconcierto
arrasaron nuestra tierra
entre guerras y entre duelo.
Mas la luz de la esperanza
sigue viva en nuestro pecho
pues Tú sigues en la cruz
sosteniendo el Universo.

Eres Señor del ayer
y Señor del Tiempo Nuevo.
Seguimos creyendo en Ti
y esperamos tu regreso.

Letra: José Antonio Olivar

Música: Juan Antonio Espinosa

La grabación, junto con 12 canciones más, se encuentra en el CD «Al Señor del Nuevo Siglo» y la partitura en el libro del mismo título.

Ahora puedes escuchar esta canción, interpretada por Joaquín Laría y Coros, pulsando aquí.

También, si lo deseas, te la puedes descargar gratis pulsando aquí.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

APARATOS DE FITNESS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído