El arzobispo de Toledo pide que "cedan los partidismos en favor del bien común"

Braulio Rodríguez denuncia la corrupción que «ha degradado el servicio público»

"Es una tentación constante en España pensar que no tenemos remedio"

Braulio Rodríguez denuncia la corrupción que "ha degradado el servicio público"
Braulio Rodríguez Plaza

¿Por qué participar de esa tendencia tan española de sentir que hay que empezar de nuevo cada cierto tiempo, arrasando con todo lo anterior porque los que lo hicieron, lo hicieron todo mal y tiene que desaparecer?

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha advertido de que «la corrupción, con tantas personas implicadas y los diversos focos de contaminación, ha degradado el servicio público» y, para salir de esta situación, propone que «cedan los partidismos en favor del bien común».

«Es cierto, la falta de honradez causa irritación», ha aseverado Rodríguez en su escrito semanal, en el que también pide dejar de ser «maniqueos» y afirma que si se desean reformar «importantes proyectos fundamentales», hay que «converger para el bien del interés general».

«Ahora que se ha normalizado la actualidad pública del Gobierno de España y del Parlamento, pueden darse condiciones para caminar esperanzadamente de cara a ese futuro inmediato», asevera.

El arzobispo de Toledo expone que en la historia de España como nación «hay motivos para la humillación y para la gloria» y considera «razonable» recordar «muchas cosas» para corregirlas.

«Pero lo es igualmente que nos sintamos legítimamente orgullosos de muchos hechos y acontecimientos de nuestra historia, reciente y antigua», afirma y, con ello, pregunta: «¿Por qué participar de esa tendencia tan española de sentir que hay que empezar de nuevo cada cierto tiempo, arrasando con todo lo anterior porque los que lo hicieron, lo hicieron todo mal y tiene que desaparecer?».

Con ello, apunta que el diálogo en la sociedad «supone compartir una historia, tener planteados unos problemas comunes y buscar entre todos su respuesta, pero sobre la base de formar parte de la misma sociedad».

Afirma que «ha sido esta misma sociedad la que se ha dado unas leyes fundamentales» y subraya que «las legítimas diversidades y el respeto a ellas, necesita una amplia y fundamental base compartida y no rupturas que no se entenderían».

«Es una tentación constante en España pensar que no tenemos remedio. Nosotros, como católicos, hemos de tener el debido respeto a nuestros conciudadanos, a sus opciones legítimas», asevera.

Por otra parte, Rodríguez defiende la dignidad de la persona, «centro y sentido de las instituciones, el respeto a la vida de las personas en todo el recorrido de su existencia, desde su generación hasta su muerte».

En este sentido, afirma que «la familia vence la soledad y de su salud depende en gran medida la salud de la sociedad».

Con todo, el prelado señala «la decisión y el ánimo» como las claves para que «el bien común se difunda» y, teniendo en cuenta la cercanía de la Navidad, apuesta por preparar la llegada de Jesucristo «sin conceder nada a cuanto de pagano se adhiere» en estas fechas.

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído