...y cambia el mundo para siempre

La Iglesia de Brasil se prepara para acoger al Niño que nace

Con novena de Navidad y Campaña de Evangelización

La Iglesia de Brasil se prepara para acoger al Niño que nace
Campaña de Evangelización en Brasil

Colecta para que la Palabra de Dios llegue a aquellos rincones todavía no bendecidos con la presencia de misioneros

(Luis M. Modino).- Uno de los elementos que forman parte de la vida de los católicos brasileños durante el tiempo de Adviento es la Novena de Navidad, que se lleva a cabo en encuentros en familia y que responden a ese deseo de ser Iglesia en salida, que va al encuentro de la gente en los ambientes en que cada uno vive su día a día.

Este año la Navidad en Familia tiene como lema «Un niño nace y cambia el mundo para siempre», desafiando a la humanidad a creer que es posible, a partir de la encarnación del Salvador, un nuevo modo de relacionarse y que debe ser asumido por las familias como instrumento que haga posible la construcción de un mundo mejor para todos.

Los nueve encuentros tienen una estructura común que comienza con un momento de oración, continúa con la lectura de la Palabra de Dios, que después es actualizada y da pie a un momento en el que, a partir del texto sagrado y de algunas preguntas, los participantes reflexionan sobre su propia vida y la realidad en que viven.

Posteriormente se cuenta una historia actual, que hace referencia al tema tratado ese día, se propone un gesto concreto que muestre la necesidad de ser caritativos y misericordiosos y se encierra el encuentro con una oración final.

Junto con esta Novena, la Iglesia católica brasileña promueve la Campaña de la Evangelización, que impulsada por la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, CNBB, pretende que las comunidades se sientan partícipes con la misión evangelizadora de la Iglesia.

Desde 1998 esta Campaña realiza una Colecta en el Tercer Domingo de Adviento que, como informa la propia CNBB, «ofrezca recursos para ser aplicados en la sostenibilidad del trabajo misionero en Brasil». Lo recaudado en este colecta es destinado a ayudar a las diócesis más necesitadas del país, generalmente en las regiones Norte y Nordeste.

La inspiración de la campaña tiene un trasfondo bíblico, siguiendo el ejemplo de las comunidades paulinas, quien en la Segunda Carta a los Corintios recomienda que aquellas comunidades que más tienen repartan con los demás. Al mismo tiempo se sigue la práctica de algunos países de Europa que tradicionalmente han promovido este tipo de campañas para favorecer el trabajo evangelizador, no sólo en sus iglesias locales, sino también como modo de ayudar en proyectos de evangelización en países más pobres, entre ellos Brasil.

Como señala el obispo de Petrópolis y Presidente de la Comisión Episcopal de la Campaña de la Evangelización, Monseñor Gregorio Paixão, «el gran objetivo es que Jesús llegue a todas las personas y de modo especial hacer que consigamos cumplir aquel mandato del Señor que dice «Id al mundo entero y anunciar el Evangelio». Desde ahí, la CNBB preside una gran campaña nacional para que consigamos los recursos necesarios, especialmente, para que la Palabra de Dios llegue a aquellos rincones todavía no bendecidos con la presencia de misioneros».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído