"Cañizares, ahora, tiene plan y equipo"

2017, año de esperanza en la archidiócesis de Valencia

"A Cañizares no le faltan fuerzas"

2017, año de esperanza en la archidiócesis de Valencia
Antonio Cañizares

Las posibles ambigüedades han sido eliminadas. La Iglesia valenciana ha dejado claro que sabe de dónde viene y hacia donde va.

(José Luis Ferrando).- El año 2016 ha sido para la Archidiócesis de Valencia decisivo. Después de una etapa de transición, Cañizares, ahora, tiene Plan y equipo. Su conocimiento de la realidad diocesana, ahora es más realista. Cañizares es muy consciente de las luces y sombras de la realidad eclesial, pero sobre todo de las posibilidades reales de cambio y transformación. De ahí su ilusión y empuje.

En el ámbito universitario, sin duda ha encontrado su camino con la nueva rectora y el nuevo equipo. Los deseos y las frustraciones, expresados sin tapujos en su momento, por el Cardenal al respecto de la Universidad Católica, se van cumpliendo poco a poco. Cañizares quiere una Universidad católica significante y significativa en la sociedad valenciana.

Es una tarea de largo plazo, y mucho más en estos momentos, pero la Universidad no podía seguir en esa especie de ensimismamiento. Esto no justificaba su existencia, y por eso Cañizares la emplazó a una reflexión profunda y renovó a fondo su equipo. Seguiremos con atención el camino emprendido…

En el ámbito del gobierno Diocesano, finalmente el Papa Francisco le concedió un nuevo obispo auxiliar: Arturo Ros. Un hombre joven, curtido como Vicario Episcopal, venido de pueblo y con vocación de servicio. Sin olvidar, su tan necesario tinte valenciano, en una Diócesis, sedienta de su lengua, que prioriza en sus intervenciones. La acogida, como obispo auxiliar, de Javier Salinas, ex obispo residente de Palma de Mallorca, puede ser un aliciente para el área catequética y pastoral.

Salinas vuelve a su tierra, en donde se siente aceptado, querido y comprendido. También Esteban Escudero, ha encontrado un rincón a la sombra del Miguelete. Un equipo episcopal, que debería ser la punta de lanza del Plan. Así lo esperamos…

Junto a esto un nuevo equipo de Vicarios Episcopales y Arciprestes, con experiencia y ganas. ¿Serán capaces de ilusionar a una Diócesis, a la que durante décadas la ha faltado la cercanía y el cariño del pastor? ¿Podrá el nuevo equipo rehacer el tejido fraterno sacerdotal y encontrar caminos de esperanza? Me consta la capacidad y las ganas de algunos, que aprecio y conozco muy bien. Espero de ellos que le hablen claro al Cardenal, y también le escuchen con mucha atención, pero que le digan no lo que quiere oir, sino lo contrario. Así la acción evangelizadora será más fecunda y transparente. Esto es clave.

A Cañizares, a pesar de que algunos le achacan una cierta debilidad física, no le faltan fuerzas. Está a todo y en todas partes. Después de la Asamblea Diocesana del 15 de octubre, y una vez terminadas las presentaciones del Proyecto pastoral en las distintas Vicarías, ha escrito una Carta Pastoral «Caminando hacia una Iglesia Evangelizadora» . En esta Carta está el espíritu, la música, lo iluminador que debe motivar a las acciones de ese Plan.

En consonancia con el Magisterio del Papa Francisco, el Cardenal ha enriquecido y subrayado aspectos, aumentando el contenido. Las posibles ambigüedades han sido eliminadas. La Iglesia valenciana ha dejado claro que sabe de dónde viene y hacia donde va.

Sin duda, la visita Pastoral a la Diócesis que se anuncia a partir de febrero de 2017 puede significar un cambio de tendencia en esta Iglesia Valenciana. El acento no estará puesto en las cuestiones formales, sino en un nuevo camino de presencia del Sr. Arzobispo y sus Obispos Auxiliares en el corazón del Pueblo de Dios presente en las parroquias, comunidades y asociaciones.

Esto apunta hacia un «kairós» para impulsar un nuevo estilo pastoral, que bebe en ese Plan Diocesano. Pero sobre todo acompañar las acciones que se proponen en el Plan Pastoral. Y todo esto para incidir, evaluar ly animar las realidades concretas de las parroquias y los arciprestazgos.

Evidentemente, Cañizares, lo primero que desea es que el pueblo de Dios en Valencia acoga este Plan. Por eso la prioridad es conocerlo a fondo, tanto en su letra como en su espíritu de orientación pastoral misionera que propone, y ponerlo en práctica. En ese sentido será necesario concretar las acciones que correspondan a cada uno de los ámbitos de responsabilidad pastoral: delegaciones diocesanas, parroquias, arciprestazgos y vicarías. Cañizares no se cansa de repetir que todos somos responsables. En cada encuentro esa es la cantinela. y el carácter evangelizador…

El deseo es que el éxito signifique animar a una Iglesia, que se encontraba aletargada y a un clero, en parte desanimado y desasistido. Sin duda el Dios de la esperanza acompañará a esta Iglesia en su búsqueda de sentido y significado en la sociedad valenciana.

Para leer otros artículos del autor, pinche aquí

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído